«El trabajo defensivo está siendo la clave»

«Al no tener delantero, es fundamental no empezar los partidos perdiendo», explica un Juanma Castañón pletórico tras sumar cuatro puntos de seis posibles

SANTY MENOR AVILÉS.

Pocos, muy pocos aficionados blanquiazules se hubiesen imaginado que, tras dos jornadas de Liga disputadas, el Real Avilés iba a sumar cuatro puntos de seis posibles. A pesar de dirigir una pretemporada inusual, y disponiendo de tan solo once jugadores del primer equipo frente al Gijón Industrial, y de doce contra el Universidad de Oviedo, Juanma Castañón está sacando petróleo del conjunto realavilesino, hasta el punto de igualar en puntuación al Caudal, máximo favorito al título, y de superar al Marino, que el pasado fin de semana cayó goleado frente al Mosconia a pesar de contar en sus filas con jugadores de superior categoría.

Sin embargo, el técnico, prudente y «realista», no quiere echar, ni mucho menos, las campanas al vuelo, ni tampoco colgarse medallas. «¿Inmejorable cuatro puntos de seis? Bueno, podríamos haber conseguido los seis», sonríe. Para Juanma, la clave del buen rendimiento del equpio está siendo «el trabajo defensivo. No hemos encajado ningún gol en los dos partidos disputados y tampoco hemos pasado demasiados apuros. Cuando no tienes delanteros, es fundamental no empezar perdiendo los partidos, y por ahora lo estamos haciendo bien».

Enamorado del 1-4-4-2, Castañón está teniendo que hacer encaje de bolillos para componer su equipo inicial cada jornada, tanto en pretemporada como ahora en competición oficial. «Al final tienes que utilizar las piezas con las que cuentas en la plantilla, y la verdad es que no tengo ninguna queja. La dirección deportiva está trabajando para completar el equipo y los jugadores lo están dando todo en los partidos y en los entrenamientos», recalca.

Una de las incorporaciones es Jordan Yao, atacante de 19 años que puede actuar en las posiciones de delantero o extremo por ambas bandas. De todas formas, su concurso el domingo a las 18 horas en Les Caleyes frente al Lealtad depende, como es lógico, de que llegue a tiempo un tránsfer que ya fue solicitado ayer por el club. También se espera que el del pivote Cissé pueda llegar incluso hoy.

«Yo hasta el jueves o el viernes prefiero no hacerme ilusiones con ninguno de los dos. De aquí al jueves me centro en la preparación física y a partir del jueves veremos», sostiene. Lo que está claro es que la llegada de Jordan es un alivio, pues será el primer delantero puro con el que pueda contar desde las marchas de Kodiak y Jorge. «Está claro que el equipo necesita efectivos arriba y Jordan es un futbolista que nos puede ayudar mucho. Ojalá pueda llegar el tránsfer cuanto antes, pero no depende de nosotros».

Aunque todavía quedan días por delante, Castañón tiene bien estudiado al Lealtad, equipo del que vio su debut liguero. «Será un partido muy complicado, el más difícil hasta la fecha. Tiene jugadores como Javi Porrón o Jorge, un equipo para estar entre los cuatro primeros sí o sí esta temporada», asume. Aun así, confía en sus jugadores, que «tienen el privilegio de estar en un equipo como el Real Avilés que entrena por las mañanas, no vienen a entrenar después de trabajar y están demostrando una muy buena condición física».

El equipo disfrutará hoy de jornada de descanso, para regresar al trabajo mañana miércoles, a partir de las 10.30 horas en La Toba 3. Esta semana está previsto que todos los entrenamientos del equipo tengan lugar en Llaranes.

El Marino confirma a Emilio

Lo que era un secreto a voces se hizo ayer oficial. El Marino de Luanco anunció la incorporación del polivalente defensor Emilio Morilla, aunque en condiciones distintas a las esperadas. Finalmente, el futbolista no rescindió su contrato con el Real Oviedo y llegará cedido, tras conseguir el ascenso a Segunda B con el filial la pasada campaña.

A sus 22 años, Emilio Morilla ya estuvo cedido en el Caudal en la temporada 2015-2016, consiguiendo también el ascenso a las órdenes de Iván Ania, que ya lo conocía de su etapa en el filial azul. Además de central, el ovetense puede actuar también como pivote defensivo. Con esta incorporación, Oli Álvarez cierra la plantilla, centrándose ya en el complicado encuentro del sábado frente al Caudal. El objetivo no es otro que resarcirse de la goleada sufrida en Grado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos