Punto de mucho mérito para el Avilés

Jaime Santa fija la marca de José Antonio Naya. El avilesino fue una roca en Santa Cruz./Jorge Peteiro
Jaime Santa fija la marca de José Antonio Naya. El avilesino fue una roca en Santa Cruz. / Jorge Peteiro

Con solo once futbolistas y ante un Gijón Industrial más cuajado, el equipo de Castañón fue una roca

Nacho Gutiérrez
NACHO GUTIÉRREZAvilés

El Real Avilés se llevó del campo de Santa Cruz un empate (0-0) que en las circunstancias con las que afrontó el partido casi sabe a victoria. El equipo de Juanma Castañón afrontó el partido con solo once futbolistas del primer equipo, once jabatos que se dejaron muchas gotas de sudor en un esfuerzo acrecentado por el calor.

Con los refuerzos franceses en la grada y sin un solo delantero del que echar mano, el Avilés apeló al orden colectivo y a un trabajo defensivo liderado por un Jaime Santa descomunal y un Borja Piquero como el de sus mejores tiempos. La presencia ofensiva fue mínima, pero tuvo tres opciones de marcar que con un poco de fortuna...

0 Gijón Industrial

Entrenador: Viti Amaro. Cambios: Iván Suárez por Dani Peláez (m. 58), José Ángel por Miguel (m. 64), Berto por Pablo Hernández (m. 74)

0 Real Avilés

Entrenador: Juanma Castañón. Cambios: Nacho por Pedro (89), No jugaron Colás (p), Ovidio Jaime

Árbitro:
Ballesteros de la Rubia (Oviedo) asistido en las bandas por Seoane Olivares y Estrada Ballesteros
Incidencias:
partido disputado bajo un sol de justicia en terreno de juego sintético. Poco ambiente

El guión del partido ya estaba escrito antes de jugarlo. El Gijón Industrial tuvo siempre la iniciativa de ataque, pero no el ángel necesario para romper la zaga avilesina en ninguno de sus intentos, y tampoco acertó cuando encontró posiciones de remate. En la primera sumó varios disparos, pero solo uno entre palos atajado en una estupenda estirada por el portero avilesino tras un zurdazo de Villa a los 18 minutos, ocho después de la primera que dispuso el Avilés. Pereira botaba una falta a pie cambiado y Pedro se quedó a centímetros de remachar tras un despeje fallido de Diego.

El central fabril, una torre, fue el recurso a balón parado, pero las dos veces que ganó a sus marcadores el cabeceo se le fue alto, mismo destino de las voleas de Dani Peláez. Cerca del descanso el Avilés remató por primera vez, en una contra de José Antonio y Pereira, que se la dejó para el derechazo en carrera de Paulo que se marchó desviado.

El segundo tiempo se le podía hacer muy largo al Avilés, como así iba a ser, aunque los sofocos eran más producto del dominio fabril y de los nervios por aguantar un resultado positivo. Salieron bien los de Castañón y Pereira dio un aviso en la jugada del saque inicial con un remate desviado. Poco después Dani Peláez dejaba el campo lesionado, ausencia que benefició al Avilés por la pérdida de calidad del conjunto de Viti Amaro, que a los 64 minutos le dio un cambio al dibujo pasando a jugar con tres centrales y dos laterales en campo contrario.

El dominio del Gijón Industrial fue tan insistente como desordenado, aunque a fuerza de insistir pudo darle rédito a los 71 minutos en un ataque culminado por Borja con un duro remate raso que su tocayo sacó en la parada del partido. El resto de ataques locales murieron en un área en la que Santa impuso su jerarquía.

Ya en la locura del ida y vuelta de los minutos finales el Avilés la pudo armar, primero en una falta en la que a Santa le faltó un pelo para remachar el gol junto al poste, y después en un robo de José Antonio en la medular con Vilches fuera de la portería que no pudo aprovechar el joven jugador avilesino, jugada que dio pie al pitido final del árbitro.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos