Real Avilés

Varios jugadores dejarán el Avilés el domingo si no cobran sus sueldos

Los futbolistas que siguen en la plantilla entrenarán y jugarán hasta el domingo antes de decidir su futuro./MARIETA
Los futbolistas que siguen en la plantilla entrenarán y jugarán hasta el domingo antes de decidir su futuro. / MARIETA

Los responsables del club tienen sobre la mesa un ultimátum y el equipo puede quedarse sin el mínimo de efectivos para seguir compitiendo

NACHO GUTIÉRREZ IGUTIERREZ@LAVOZDEAVILES.ESAVILÉS.

La plantilla del Real Avilés, lo que queda de ella, ha dado un ultimátum a los responsables de la gestión del club para pagar antes del domingo los tres meses de deuda. Si la situación se mantiene inalterable, varios futbolistas cumplirán en Grado su último partido con la blanquiazul, lo que pondría en grave riesgo la posibilidad de seguir compitiendo a partir de enero si el equipo no dispone de un mínimo de efectivos, siete con ficha del primer plantel obligatoriamente en el campo.

Pablo Coutado, capitán del Avilés, confirmaba ayer esa posibilidad de abandonar el equipo si la situación no se resuelve. «Esa es la realidad. Vamos a cumplir hasta el domingo y después cada uno tomará las decisiones que crea oportunas». En su caso, «espero hablar estos días con algún responsable y si veo que las cosas no van a cambiar habrá que buscar una salida». En parecidos términos se han expresado otros jugadores, como Chus Fernández o Luis Nuño, quien igual que Coutado seguirá «esta semana» para decidir tras el choque con el Mosconia (domingo, 12 horas, Marqués de la Vega de Anzo) si volverá tras Navidad.

Más Real Avilés

Los futbolistas han hablado dentro del vestuario y aunque es ahora cuando se confirma, ya se había advertido que el último partido de la primera vuelta, también del año natural, era el tope puesto antes de la que puede ser una fuga masiva que amenaza seriamente la viabilidad del proyecto deportivo.

Hasta el momento tres han sido los jugadores que dejaron el Avilés por los impagos, Vázquez, Fonso y Adama, a los que se pueden unir la próxima semana algunos más, y no solo los que son de fuera de Asturias. En esta última tesitura están el francés Thomas, el catalán Anselm y el andaluz Domínguez, al margen del brasileño Lucas.

En el caso probable de que nadie en el Avilés, cuyo presidente sigue manteniendo silencio, consiga una garantía de pago o liquide, al menos una parte de los tres meses que adeuda a la plantilla, los jugadores pueden dejar el club negociando una rescisión con reconocimiento de deuda, como hicieron los tres citados que ya fueron baja. Y también denunciando su contrato en la AFE, lo que aseguraría el cobro de sus sueldos desde el fondo de garantía salarial, además de quedar libres de forma automática para buscar equipo.

Los futbolistas, según afirma alguno de ellos, han prolongado estas semanas su compromiso con el equipo «por el director deportivo», que en otras instancias del club es señalado como responsable de formar una plantilla con un coste desorbitado sin un colchón económico. Las gestiones del máximo accionista no no dan con el inversor necesario al que tampoco ha podido llegar José Ramón Cañedo tras asegurar que el dinero de México estaba al caer.

Hablando de México, mañana, 13 de diciembre, se cumple un año de la llegada de IQ Finanzas a la gestión del Real Avilés. Aunque unas semanas antes este periódico adelantaba su desembarco en el club, la firma del traspaso de poderes se realizó el martes 13 de diciembre en una notaría de la ciudad. La primera plantilla y la escuela de fútbol se pusieron al día con el dinero de IQ. Este año la situación de impagos se repite, pero no parece que se produzca una inversión redentora como la que lideró Álvaro López, después apartado de la gestión, asunto pendiente de resolver en los juzgados.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos