Real Avilés

«Ahora vamos partido a partido y cada domingo será una final»

Anselm, autor de uno de los goles del domingo, presiona a un rival./MARIETA
Anselm, autor de uno de los goles del domingo, presiona a un rival. / MARIETA

Anselm Pasquina marcó el domingo su primer gol con la camiseta del Real Avilés, aunque sólo piensa en «seguir trabajando para que el equipo consiga ganar»

SANTY MENORAVILÉS.

Anselm Pasquina es, junto a Fonso, uno de los jóvenes jugadores reclutados por Iván Palacios para el Real Avilés procedentes de fuera de la región que más protagonismo está teniendo en este inicio liguero. Catalán de 20 años y delantero centro puro de origen, en el conjunto blanquiazul se está mostrando, partiendo desde la banda, como un futbolista rápido y habilidoso. Tras dos remates al palo, el domingo al fin sació su sed de gol marcando ante el Gijón Industrial su primera diana como blanquiazul.

«Soy un jugador que siempre ha tenido buenos números en cuanto a goles y la verdad es que el primero se ha hecho esperar bastante. Lo llevaba buscando desde el principio de liga y el domingo por fin llegó, pero no conseguimos la victoria, que es lo que más importante, así que no me fui del todo contento», lamenta. Y es que pese a tratarse de un futbolista de ataque, para Anselm lo más importante es «el equipo. Somos una familia, vamos todos a una y es fundamental que sigamos trabajando para conseguir buenos resultados».

El igualadí se muestra comprensivo con los resultados del equipo, pues «aunque cuando empezamos conseguimos buenos resultados, fue un poco por la forma de jugar: al no conocernos prácticamente entre nosotros, apostamos por defender bien muy cerrados y salir a la contra. Con el paso de los entrenamientos estamos intentando jugar de otra manera y estamos en ese proceso de adaptación. Después de los problemas que hubo en verano llegamos cada uno de nuestra padre y de nuestra madre, no sabíamos las cualidades del compañero, si era zurdo o diestro, y todo eso lleva un proceso», analiza.

Anselm llamó la atención de Iván Palacios cuando formaba parte del equipo juvenil del Chicago Magic, filial del Paris Saint Germain con el que colaboró el técnico turonés. «Allí nos vimos dos o tres veces y este verano me llamó para venir aquí. Me está dando mucha confianza y le estoy muy agradecido tanto a él como al resto del cuerpo técnico». Tras un año y tres meses en Estados Unidos regresó a España para jugar con el primer equipo del Igualada, en Primera Catalana, por lo que «estoy debutando y cogiendo experiencia en Tercera», reconoce.

De cara al partido frente al Condal de este domingo, Anselm tiene claro que «ahora nosotros no miramos al futuro, pensamos en el partido a partido y cada domingo es una final. Tenemos que salir a morir y a intentar ganar, porque el equipo se lo merece».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos