Real Avilés

«Es triste ver al Real Avilés ahí abajo, pero al final no estará en esas posiciones»

Jimmy, con un rival en el suelo, trata de incorporarse y recuperar el balón./CITOULA
Jimmy, con un rival en el suelo, trata de incorporarse y recuperar el balón. / CITOULA

Rubén Martínez Reguera, Jimmy, sigue a pie de campo al borde de los 40 años y llega con un TSK Roces ilusionado por ganar en el Suárez Puerta

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El lunes el periodista comentaba con el entrenador del Real Avilés la presencia de dos pupilos suyos en tiempos pretéritos que el domingo vendrán dispuestos a dar el golpe en un campo que fue suyo en su momento: «Los he visto jugar y lo están haciendo muy bien. Zeus marca sus goles y Jimmy juega mejor que nunca», dice Xiel cuando se refiere a dos de los futbolistas principales del TSK Roces. «Tanto como mejor que nunca... Agradezco a Xiel sus elogios y la verdad es que estoy bien físicamente y con la misma ilusión por competir que cuando empecé en esto».

Rubén Martínez Reguera, 'Jimmy' para los efectos, está a semanas de cumplir, el 16 de diciembre, los 40 años. Y para seguir, dice: «Mientras mantenga la ilusión, lo pueda compatibilizar como hasta ahora con el trabajo y acompañe la salud... He tenido la suerte de no sufrir lesiones importantes y eso también ayuda a seguir jugando a estas edades en una categoría como Tercera División, en la que el nivel de exigencia es bastante alto».

Más noticias

Jimmy, producto de la cantera del Estudiantes, fue captado por el Navarro en 1996 tras cumplir la etapa juvenil. Y el club azulgrana iba a ser su trampolín hacia el Real Avilés, en aquellos años Industrial, en el que vivió tres etapas. La primera con un salto del entonces club filial en plena campaña 1999-2000, en Segunda B, jugando diez partidos el año del descenso.

Tras un año en la Piloñesa fue repescado por el Real Avilés en el ejercicio 2001-02... el del ascenso con el, de nuevo, entrenador blanquiazul, Xiel, del que Jimmy guarda gratos recuerdos: «Me dio mucha confianza, minutos para sentirme importante dentro de una gran plantilla. Subir a Segunda B en la liguilla de ascenso fue la culminación y solo tengo buenos recuerdos de esa etapa, creo que hicimos disfrutar a los aficionados». No tuvo espacio en el nuevo proyecto, pero tras dos años en el Siero regresó al Suárez Puerta para rendir durante un año y medio, la campaña 2004-05 completa y parte de la siguiente, que compartió con el Soledad-Paguera de Mallorca. Tres años en Cudillero, el Ceares y ahora el Roces, completan el elenco de equipos de Jimmy, para quien el partido del domingo tiene ese de más habitual en los regresos: «No es la primera vez, pero volver al Suárez Puerta siempre es agradable, la verdad, aunque ahora la situación del club no sea buena».

Desde la distancia se abstiene de juicios, pero no de expresar sentimientos: «Es triste ver al Avilés ahí abajo, no es una situación normal y todo el fútbol asturiano lo dice». Si bien el Roces es hoy rival directo por puntuación y puesto, Jimmy tiene seguro que «al final no estará en esas posiciones, es algo implanteable, y con Xiel seguro que salen adelante porque sus equipos son competitivos, difíciles de ganar, pero estanos ilusionados con poder conseguirlo el domingo en el Suárez Puerta».

Fotos

Vídeos