Real Avilés

Tejero e IQ Finanzas no liman sus asperezas y la firma de la venta se continúa retrasando

Rubén Palazuelos firma su nuevo contrato en las oficinas de la Gimnástica de Torrelavega.
Rubén Palazuelos firma su nuevo contrato en las oficinas de la Gimnástica de Torrelavega. / RSGT

Ayer no se celebró la reunión prevista entre las partes y Álvaro López lamenta que «cada día que pasa el acuerdo está más lejano»

SANTY MENOR AVILÉS.

La venta del Real Avilés al grupo inversor mexicano IQ Finanzas continúa estancada. Lo que en un principio parecía cerrado de forma verbal tiene pinta de convertirse en uno de los múltiples amagos que ha vivido el conjunto blanquiazul desde que José María Tejero se hiciese con la mayoría accionarial. Ambas partes llegaron a un punto en común y los problemas llegaron a la hora de trasladar las condiciones al papel.

La propiedad teme que IQ Finanzas no cumpla en tiempo y forma con sus pagos y el grupo inversor no quiere desembolsar los 32.5000 euros que se deben a los jugadores, así como ninguna otra cantidad que pueda surgir a mayores. En tal caso, ésta debería ser restada del coste total de la compra del club. Ninguna de las partes cede en estos puntos y hasta que la negociación no vea la luz el club está condenado la inmovilización. «Cada día que pasa el acuerdo parece más lejano», lamenta Álvaro López, gestor del club.

Los fichajes están frenados, la campaña de socios ni está ni se le espera, Blas García todavía no ha sido confirmado como entrenador y el club sólo ha cerrado dos amistosos a disputar durante la pretemporada, al margen de la Copa del Rey. En estos momentos, la plantilla cuenta con trece jugadores, a la espera de que Luis Nuño firme su contrato y Dudi cierre su renovación con Tamargo, la cual parece encaminada si no ocurre nada raro. Otro caso es el de Álex Arias, cuya paciencia se podría agotar al tener sobre la mesa varias propuestas de Segunda B. Y es que una cláusula en su contrato le permitiría abandonar el club gratuitamente siempre que sea a un equipo de categoría superior.

Con todo ello, si no ocurre nada extraño de aquí al lunes, la plantilla comenzará a entrenarse a las órdenes de Blas García con muchas incógnitas y preocupación entre los jugadores. De todas formas, en caso de que finalmente se haga con el club, Álvaro López ya admitió a este periódico que «lo más importante esta temporada sería hacernos con la mayoría accionarial, y a partir de ahí construir el futuro», haciendo alusión a una posible temporada de transición. Lo que tiene claro el chileno es que «el coste de la plantilla de la temporada pasada no se corresponde con la realidad de los ingresos que tiene el club. Muchos hablan de Golplus, pero Golplus se fue del Avilés con unas pérdidas enormes y nosotros no tenemos la intención de hacer lo mismo».

Pendientes del TAD

Sin anunciarlo de forma oficial, el Real Avilés solicitó ante el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) un levantamiento del bloqueo federativo que impide al club realizar fichajes, al no abonar las deudas con los jugadores de la temporada 2015-2016. Estaba previsto que la comisión del Tribunal emitiese ayer por la tarde una resolución, pero finalmente no llegó a abordar la situación del conjunto blanquiazul.

La comisión levantó la sesión antes de llegar a debatir el problema, siendo el Palencia el único club analizado en la tarde de ayer. Por tanto, la decisión del TAD sobre la medida cautelar que permitiría al Avilés fichar se aplaza hasta el 27 de julio, aunque José María Tejero intentará acelerar el proceso.

Fotos

Vídeos