Real Avilés

Tejero asegura que varios grupos de inversión extranjeros se interesan por el Real Avilés

El once del Avilés en Colunga. El club está en el escaparate para posibles compradores./NEL ACEBAL
El once del Avilés en Colunga. El club está en el escaparate para posibles compradores. / NEL ACEBAL

El presidente del club negocia con dos chinos y uno estadounidense, mientras José Ramón Cañedo lo hace con tres ubicados en México

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

A pesar de la inestabilidad social que arrastra en los últimos años, el Real Avilés sigue siendo un club apetecible a ojos de los inversores que buscan posibilidad de negocio. José María Tejero confirmó ayer que «son varios los grupos interesados en el Real Avilés, uno estadounidense, dos chinos, además de tres mexicanos, con los que intermedia José Ramón Cañedo», asesor del presidente de la entidad blanquiazul.

El máximo accionista refresca la memoria recordando que «con los dos grupos chinos llevo hablando desde hace tiempo, no es nuevo, y tampoco con la empresa Club 9 de Chicago, que ya vino el año pasado por Avilés y que han vuelto». Todos tienen interés por el club, «cada uno con sus condiciones particulares» y sin descartar nada, explica que hay tres posibilidades abiertas: una venta de la sociedad, una inversión de dinero a modo de capital riesgo, y la gestión externa al uso de las que han gobernado el Avilés estos años.

Más noticias

Sobre la posibilidad de vender sus títulos, Tejero ya tiene el precio en el escaparate, el que ofreció hace unos meses IQ Finanzas, «dos millones de euros de fijo, más uno en caso de ascenso a Segunda División». Y subraya que se puede pagar en plazos, pero «avalados». La segunda vía de negocio que se expone es la del inversor que ponga un dinero para que el club lo dispense con sus actuales responsables. Es lo que se llama capital riesgo, que puede recuperarse, o multiplicarse, si sale una estrella o el equipo da el golpe y se mete en categoría profesional. La última de las posibilidades es la gestión externa, al uso de las anteriores de Golplus, Amber Care y Real Avilés GD. Cualquiera de ellas será «contemplada» por Tejero, aunque afinará el contrato sobre el último que firmó con IQ Finanzas en diciembre de 2016.

El club está en venta por el mismo precio que pagaba IQ, dos millones de fijo y uno extra

El presidente es quien lleva personalmente las conversaciones con los dos grupos chinos y con los americanos: «Son grupos que tienen interés en invertir en el deporte y están valorando todas las posibilidades que tienen. La del Real Avilés es una de ellas, pero de momento solo hay conversaciones, que siempre se han producido estos años, nunca lo hemos negado, como tampoco que si hay una oferta seria venderé mis acciones».

Mientras Tejero negocia por un lado, José Ramón Cañedo también trata de buscar inversores y anuncia que en México hay varias alternativas con empresas con negocios diversificados de hotelería y construcción, como Grupo Ambiental, «cuyos representantes vendrán estos días por Avilés», y un fondo de inversión, Mundo Financiero, con el que «tengo cerrado un acuerdo al que solo le falta poner la firma, será a primeros de octubre», adelanta el nuevo asesor del presidente del Real Avilés, que fue quien intermedió en la llegada de IQ Finanzas al club el pasado invierno.

«No pretendemos soltar la gestión del club, se trata de que nos apoyen micro inversores, bien con dinero o a través de futbolistas jóvenes que se quieran dar a conocer a través del Real Avilés», subraya Cañedo, quien cifra los objetivos en «llegar a tres o cuatro años al fútbol profesional. Para eso necesitamos que haya inversores que confíen y de momento estamos bien encaminados en este proyecto».

Mientras el equipo trata de levantar cabeza a ras de campo, en la cúpula del Avilés se afanan en la captación de recursos. Casi sin socios y sin que haya ingresos significativos, hace falta liquidez para afrontar los gastos y evitar los impagos que se iniciaban justo hace un año. El club, de momento, ha cumplido con la primera mensualidad en la plantilla del equipo de Tercera División, sin que se sepa si en la escuela de fútbol se ha hecho lo propio. La posibilidad de que lleguen inversores con dinero contante y sonante será la salvación del club. En unos días se podrá salir de dudas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos