Real Avilés

Real Avilés | El sueño cumplido de Marcos Blanco

Marcos, en primer término, lamenta uno de los goles encajados ante el Covadonga. / PABLO LORENZANA
Marcos, en primer término, lamenta uno de los goles encajados ante el Covadonga. / PABLO LORENZANA

El polivalente jugador de 19 años se asienta en el primer equipo del Real Avilés tras dos años en División de Honor juvenil

SANTY MENOR AVILÉS.

No hay mal que por bien no venga y en período de crisis surgen las oportunidades. Este par de tópicos se aplican a la perfección en el caso de Marcos Blanco Suárez (Avilés, 1998), canterano del Real Avilés que se ha asentado en el primer equipo ante la maltrecha situación que vive el club, sin apenas jugadores en plantilla y con muchos problemas económicos. Serio, trabajador y polivalente, el futbolista encaja perfectamente en lo que Xiel busca en un jugador, de tal manera que desde la llegada al banquillo del de Peñaullán se han convertido en un fijo tanto en los entrenamientos como en los partidos.

«Evidentemente a nadie le gusta la situación que está viviendo el club, pasamos por un momento difícil, pero es cierto que de otra manera yo no estaría viviendo lo que estoy viviendo ahora, con muchos minutos en Tercera División». Son palabras de Marcos, futbolista avilesino que, criado en el Quirinal y previo paso por el Raíces, jugó las últimas dos temporadas en División de Honor, primero con el Llano 2000 y el año pasado con el Real Avilés, momento en el que coincidió con Xiel, su principal valedor hoy en día.

Más noticias

La historia del polivalente futbolista es curiosa, pues en apenas unos meses ha pasado de dejar el club a ser importante en el primer equipo. «Este verano no me dejaron salir a otro equipo desde el club y medité dejar el fútbol, pero finalmente me convencieron y después de jugar dos o tres partidos con el filial llegó Xiel y ya llevo tres meses con el primer equipo», explica el joven valor.

Aunque su posición ideal es la de «pivote defensivo», al ser zurdo Xiel lo ha utilizado de central, de lateral izquierdo y de extremo izquierdo. «Lo importante es ayudar al equipo y jugaré donde el 'míster' lo crea oportuno», asegura.

Estudiante de Relaciones Laborales en jornada vespertina en la Universidad de Oviedo, a Marcos le gustaría hacer carrera como futbolista. «Estoy encantado de jugar en Tercera nada más salir de juveniles y no me cierro puertas. Intentaré jugar lo más arriba posible». Por el momento, tiene firmados dos años más con el Real Avilés, pero con ficha del filial. «Por lo que me han dicho, la idea del club es hacerme cuanto antes ficha del primer equipo», algo que ilusiona al futbolista.

Por el momento, Marcos se centra en seguir mejorando, porque «aunque en División de Honor ya hay gente de mucha calidad, la diferencia en Tercera es que «prima mucho el físico y se nota en los choques». Teniendo en cuenta la situación del club, lo más importante este año es «mantener la categoría como sea. Puede haber descensos desde Segunda B y necesitamos terminar la liga lo más arriba posible», concluye un jugador con mucho futuro y la cabeza muy bien asentada a sus 19 años.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos