Real Avilés

Real Avilés | Rivalidad y necesidades en Miramar

Los futbolistas del Avilés apuran su puesta a punto para afrontar el partido de esta tarde./MARIETA
Los futbolistas del Avilés apuran su puesta a punto para afrontar el partido de esta tarde. / MARIETA

El nuevo Avilés de invierno quiere romper su racha de derrotas ante un Marino que no puede fallar más | Después de tres empates seguidos el equipo de Oli tiene que ganar para no distanciarse del Oviedo B y el de Xiel busca oxígeno para salir del descenso

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La rivalidad vecinal y una imperiosa necesidad de ganar se juntarán esta tarde a partir de las 18 horas en el campo de Miramar cuando el Marino de Luanco y el Real Avilés inicien su partido de la jornada 24, uno de los que se adelantan para no jugar en la mañana dominical ni estorbar al derbi de todos los derbis en el Tartiere. Un primer sábado de partido para el nuevo Avilés de Xiel, que sin poder contar aún con todos sus fichajes de invierno, ya tiene un grupo de futbolistas en el primer equipo para empezar a levantar cabeza.

La necesidad de victoria que presentan los dos contendientes y las circunstancias que rodean al club blanquiazul dejan en un segundo plano la rivalidad, porque en estos momentos el Marino y el Avilés juegan ligas distintas. A los azulones les va mucho en el envite porque ha perdido el liderato y un tropiezo ante el rival comarcal puede alejar al Oviedo B más de la cuenta actual que es una anécdota, dos puntos. A los blanquiazules la trascendencia se llama descenso, en el que está sumido tras un vía crucis sin apenas jugadores, que ahora abundan.

El mercado de invierno ha dejado novedades en ambos conjuntos, aunque no todas estarán esta tarde en Miramar. Oli tiene que esperar a que Germán Fassani se ponga a punto y otra vez el problema de partida es el gol, con las dos últimas comparecencias locales en blanco ante el Tuilla y el Lugones. Xiel, con un ramillete de incorporaciones, está en proceso de formar su bloque ideal a la espera de ir viendo a los recién llegados y tener a Gastón Cesani y Mathieu Castaing, que no se pueden estrenar por el transfer, aún en proceso.

Fassani no podrá aún debutar con los locales y Cesani y Castaing aún esperan el transfer

Sin embargo, el técnico praviano tiene donde elegir, con la única carencia que no se ha podido cubrir: el lateral izquierdo. El juvenil Barra está exprimido y Toni Escobedo es un diestro que se puede adaptar, pero el equipo no tiene un jugador específico, de forma que Xiel tendrá que seguir buscando soluciones partido a partido. Para el de esta tarde lo que necesita es un lateral con recorrido, que podría ser Marcos, si se confirma lo ensayado ayer con una defensa de tres centrales.

Ahora que todos tienen que ganarse el puesto porque ya hay competencia en la plantilla, adivinar el once inicial es más complicado y lo será hasta que en un par de semanas o tres Xiel ya tenga perfilado su once tipo. Para Miramar podría decantarse por Carlos Castro o Borja Piquero, que se rotarán en la titularidad; Santa, Expósito, Domínguez, Nico Pandiani, Marcos o Toni Escobedo; Anselm, Balsera, Carlinos, Pablo Coutado; y Luis Nuño.

Durante el largo ensayo de ayer en La Toba, Xiel probó distintas posibilidades y habrá que esperar hasta hora y media antes del encuentro para conocer sus planes: «Estamos empezando a ver cosas, necesito un poco de tiempo para conocer bien a todos los futbolistas, saber lo que nos pueden dar, aunque esta semana ya se ha producido un cambio en los entrenamientos, que son de más calidad y eso a la larga nos hará mejorar», afirma el entrenador del Avilés, convencido de que «poco a poco vamos a salir de la situación actual. La gente que se ha incorporado viene con muchas ganas y los que siguen no han bajado su compromiso».

Ligas distintas

El Marino de Luanco juega en una liga distinta a la del Avilés, algo que el mismo Xiel reconoce, aunque eso no es óbice para «salir a ganar el partido con nuestras armas, sabemos la dificultad, pero no vamos a salir con ánimo derrotista sino dispuestos a competir ante uno de los mejores equipos del grupo».

El Marino se ha ganado ese adjetivo en una primera vuelta inmaculada, pero aún invicto, la marcha de Jairo Cárcaba abrió una brecha en la efectividad del equipo en ataque. En su ausencia se ganó un partido en El Entrego y por goleada, pero los tres últimos envites se saldaron con empates, dos de ellos a cero y en su campo. Estos resultados han generado alguna duda, además de la pérdida del liderato y la necesidad de ganar hoy al Avilés.

Sin la posibilidad de contar ya con Fassani, Oli, que cumplirá su segundo partido de sanción, pierde para la causa de hoy a Borja, pero a cambio recupera a Iván. La base del once será la misma de los últimos compromisos, con Davo; Iván, Pantiga, Alberto Saavedra, Guaya; Riki, Óscar Pérez; Quero, Luis Morán, Omar Fernández; y Wilmer.

El estado del campo de Miramar puede ser una de las claves porque la lluvia hará que esté blando y con el paso de los minutos, embarrado. Una circunstancia que obligará a los jugadores a un esfuerzo extra en el aspecto físico y a nivel de concentración para no fallar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos