El Real Avilés ultima un acuerdo de patrocinio con el grupo inversor mexicano Ambiental

El Real Avilés ultima un acuerdo de patrocinio con el grupo inversor mexicano Ambiental
Los hermanos Torres, de Grupo Ambiental, con el exgerente del Avilés, José Ramón Cañedo. / LVA

El club espera conseguir apoyo financiero para poner en marcha el nuevo proyecto en el que Abraham Albarrán será el entrenador

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés intenta cerrar estos días un acuerdo financiero de patrocinio con el grupo inversor mexicano Ambiental y espera anunciarlo antes del fin de semana, además de oficializar el nombre del que será nuevo entrenador del primer equipo blanquiazul, Abraham Albarrán, con el que existe un entendimiento total desde el pasado sábado, tal como adelantó este periódico.

La necesidad de encontrar apoyo en forma de dinero apremia y en el club esperan poder anunciar buenas noticias. José María Tejero ya mantuvo ayer una primera conversación con los hermanos Javier y Anuar Torres, propietarios de Ambiental, con los que ya había tratado el pasado mes de septiembre en una primera visita. Aunque se tocó el tema del Avilés, será hoy cuando se intentará por las dos partes centrar el tipo de negocio que se plantea con un grupo interesado en invertir en España y darse a conocer a través del patrocinio del equipo, independientemente de la categoría deportiva en la que milite, aunque las cifras no serían las mismas.

La otra vía abierta es la francesa, si bien en este caso el tema deportivo tiene relevancia porque en principio el pensamiento es en Tercera División para que la colaboración sea más estrecha entre el club y los empresarios con los que conversa Alain Menéndez.

El director deportivo del Real Avilés reconocía ayer el principio de acuerdo con Abraham Albarrán para dirigir la próxima temporada al primer equipo blanquiazul. Menéndez afirmó que «es la persona que por varias razones encaja en el perfil que buscamos y salvo algunos matices, nos hemos puesto de acuerdo, pendientes de firmar cuando todas las piezas estén en su sitio».

Menéndez ha llevado las conversaciones con Albarrán tanto para el tema económico como el deportivo y entre los matices a los que alude, no son otros que «poder cumplir lo que vamos a ofrecer. Otra temporada como esta que acabamos ya no es posible, al menos por lo que a mi se refiere». La elección del entrenador y el rápido acuerdo alcanzado aún sin conocer la categoría en la que va a estar el equipo, puede ser un signo de que la normalidad volverá al club: «El año pasado todo fue muy precipitado y nos fallaron los apoyos con los que contábamos a nivel financiero. No pienso volver a salir desnudo, ahora será distinto. Estamos trabajando en ello y cuando sepamos con lo que contamos, echaremos a andar el proyecto, si tenemos suerte en Tercera División, de lo contrario lo haremos en Regional Preferente. Y en cualquiera de los dos casos será un proyecto serio en el que podamos cumplir nuestros compromisos».

La contratación de Abraham como entrenador, sin tener ninguna experiencia y recién retirado del fútbol activo, puede ser un riesgo, pero en la balanza de pros y contras han ganado los primeros: «Es cierto que no tiene experiencia, pero también que solo puedes cogerla trabajando y considero que está preparado para este reto que es el banquillo del Real Avilés. Le sobran ganas e ilusión y tiene el valor añadido de querer al club, algo que ha demostrado siempre». Alain Menéndez reconoce que «lo conocía, pero no en persona. En las charlas que hemos mantenido coincidimos en muchas cosas y la sintonía es buena, es de los que va de frente y eso me gusta porque dice lo que piensa».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos