Real Avilés | Un arranque de año para olvidar

Alineación del Real Avilés que se midió al Praviano en Santa Catalina.
Alineación del Real Avilés que se midió al Praviano en Santa Catalina. / HUGO ÁLVAREZ

Seis derrotas, un gol a favor y quince en contra en lo que va de 2018 obligan al Real Avilés a una mejora que de no llegar podría dar lugar a un fatídico descenso

SANTY MENORAVILÉS.

El Real Avilés no ha podido iniciar peor el año 2018. Después de llegar al parón navideño pletórico, tras remontar más que meritoriamente en el Marqués de la Vega de Anzo frente al Mosconia (1-2), los numerosos cambios en la plantilla primero, y los malos resultados después, han propiciado que, al margen de lo extradeportivo, que merece un capítulo, o un libro aparte, el conjunto blanquiazul viva el peor momento deportivo de su historia desde 1983, año de la fusión.

Desde la victoria en Grado, el Real Avilés ha disputado un total de seis partidos entre enero y febrero, sufriendo otras tantas derrotas. El equipo avilesino solo ha conseguido marcar un gol, el de Anselm en la primera parte frente al Marino en Miramar, y ha encajado la friolera de quince, ocho en las últimas dos jornadas. En definitiva: el equipo no está bien en ninguna de las facetas del juego, a pesar de que los futbolistas se están entregando al máximo en los entrenamientos, como se puede apreciar cada mañana en el sintético número 3 de La Toba.

La tardanza en los fichajes y las numerosas bajas que se fueron produciendo a partir del parón navideño han obligado a Xiel a cambiar su libreto, después de haber encontrado un equipo tipo que estaba respondiendo, como se pudo ver en Grado, o en el Suárez Puerta frente a equipos como el TSK Roces o el Llanera, así como también en la Copa Federación, donde los jugadores compitieron ante todo un Segunda B como el Burgos.

El técnico praviano, cuyos equipos siempre han destacado por ser ordenados, firmes en defensa y muy peligrosos al contragolpe, siempre incómodos para los rivales, se esmera en que los nuevos futbolistas del equipo se adapten cuanto antes, algo que no está ocurriendo y cada vez el tiempo apremia más. En ese sentido, aunque todavía quedan trece jornadas, y por tanto 39 puntos en juego, el partido del domingo frente al Atlético de Lugones (Suárez Puerta, 12.30 horas), se presume como una auténtica final para los realavilesinos.

En estos momentos, el Real Avilés está a tres puntos de una permanencia que marcan el Siero y precisamente el cuadro ovetense, dirigido desde hace algunas semanas por el experimentado técnico Adolfo Pulgar. Aun así, hay que tener en cuenta que, viendo la situación que viven Lealtad, y sobre todo Caudal en Segunda B, salvo que haya ascensos desde Tercera podrían darse hasta cinco descensos a Regional Preferente, por lo que el Real Avilés debería apuntar más arriba.

Gastón Cesani, disponible

Además de la recuperación de Thomas, otra de las grandes noticias de la semana para Xiel es que ya tendrá disponible para el domingo al pivote defensivo argentino Gastón Cesani, una pieza que podría ser importante dentro de su esquema, puesto que ni Balsera ni Carlinos se han caracterizado nunca por ser centrocampistas de contención. El Real Avilés debe frenar la sangría de goles encajados que está sufriendo desde principios de año y Cesani podría ser una de las soluciones, además de adelantar a Domínguez al pivote.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos