Real Avilés

El Real Avilés se puede quedar sin jugadores

Vázquez jugó su último partido con el Avilés el pasado domingo./MARIETA
Vázquez jugó su último partido con el Avilés el pasado domingo. / MARIETA

Vázquez rescinde su contrato y los demás serán libres para irse si denuncian los tres meses de impagos | Las inversiones de los grupos mexicanos siguen sin cristalizar y la situación del equipo se complica cada día más

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés podría quedarse en unos pocos días sin futbolistas en su plantilla de Tercera División por los impagos. El defensa Alejandro Vázquez es el primero que ha cogido la puerta de salida, después de alcanzar ayer un acuerdo de rescisión con los responsables de la entidad. Los demás, por el momento, siguen esperando, pero cada vez con menos esperanzas de soluciones tempranas al problema económico. Cualquiera de ellos está amparado por la AFE, el sindicado de los futbolistas españoles, para quedar libre en el momento que los impagos alcancen el tercer mes y esta situación sea denunciada.

Cada uno de los jugadores del primer equipo del Avilés tomará sus propias decisiones, pero tienen esa posibilidad de abandonar el equipo en busca de nuevos horizontes si el blanquiazul lo siguen viendo negro. Y es que en el equipo ya saben desde ayer que la anunciada inversión de grupos mexicanos no solo no cristalizan sino que alguna se empieza a dar por perdida. Ayer se supo que Mundo Financiero repliega filas en su intención de inyectar dinero en el proyecto del Real Avilés, al parecer por desconfianza de los socios del grupo y circunstancias relacionadas con los terremotos sufridos en el país azteca.

José Ramón Cañedo, que ha sido la persona encargada de captar inversores, reconocía ayer lo que ahora se considera un retraso de intenciones, al menos hasta enero. También se cae de la lista Grupo Ambiental, cuyos responsables fijan para el mes de febrero una segunda visita a la ciudad. Pero Cañedo no pierde el hilo mexicano y ahora se habla de un tercer grupo, sin que haya confirmado su nombre, que vendría con 50.000 euros y jugadores para promocionarse en el fútbol español a través del equipo avilesino. Esa sería «una solución para ya», dice el asesor del presidente del club, José María Tejero, que sigue sin atender las llamadas de este periódico para dar una explicación.

Mientras el dinero sigue sin llegar, la desesperación puede cundir en el seno de la plantilla, en la que ya solo se desprende desconfianza por el paso de las semanas sin que haya visos de solución. La posibilidad de acudir al sindicato, denunciar los tres meses de impagos y tener libertad para dejar el Avilés, la tienen todos los jugadores con ficha del primer equipo sobre la mesa.

El que no ha querido esperar un día más para despejar su futuro es Alejandro Vázquez. Ayer, tras la sesión de entrenamiento en La Toba, se entrevistó con el director deportivo, Alain Menéndez, para exponer su situación y la necesidad de abandonar la disciplina del Avilés: «Han entendido mi posición y tras consultar con el presidente, acordamos la rescisión del contrato». En la carta de baja figura un reconocimiento de deuda y «cobraré cuando lo hagan mis compañeros, cuando llegue el dinero»,

De momento, el lateral gijonés asegura el resto de temporada con su regreso a Los Barrios, equipo gaditano del grupo 10 de Tercera División. Allí estuvo la pasada campaña con buen rendimiento, aunque «no quisieron renovarnos a algunos futbolistas y fue un error. El presidente me llamó para ofrecerme ir de nuevo allí y no lo he dudado».

Vázquez se entrenaba en verano con el equipo de IQ Finanzas y una vez que no salió a competir llegó a un acuerdo con el club para enrolarse en el equipo blanquiazul, en el que debutó en la quinta jornada, ante el Marino. Ha sido titular en los doce partidos que disputó, todos completos para 1.080 minutos: «Me da pena porque el Avilés no debería estar así. No han cumplido lo que ofrecieron y necesito cobrar todos los meses porque vivo del fútbol y tengo mis compromisos. No me voy porque el equipo vaya mal, sino por los impagos». Dice que «no hay mal equipo, gente joven con muchas ganas, un buen vestuario, saldrán adelante seguro y espero que se solucionen los problemas económicos».

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos