Real Avilés

El Real Avilés no puede con el Tuilla

Jaime Serrano, autor de dos goles, despeja el balón en una pugna con Pablo Tineo.
Jaime Serrano, autor de dos goles, despeja el balón en una pugna con Pablo Tineo. / PARDO

Los arlequinados imponen su adaptación a El Candín ante un voluntarioso conjunto blanquiazul | En un partido en el que se registraron hasta dos penaltis, el equipo realavilesino finalizó con nueve jugadores por las expulsiones de Expósito y el debutante Domínguez

SANTY MENOR TUILLA.

El Real Avilés sufrió ayer su primera derrota en liga de la temporada en el siempre complicado campo de El Candín, donde el Tuilla ejerció de anfitrión demostrando su mayor adaptación a las dimensiones del peculiar terreno de juego. Aunque los blanquiazules salieron mejor al terreno de juego y se lograron poner por delante en el marcador, los locales se fueron asentando sobre el verde con el paso de los minutos mereciendo un triunfo que finalmente llegó.

Iván Palacios sorprendió con su alineación inicial dejando a Santos para el segundo tiempo y apostando por un 4-4-2 inédito hasta la fecha y lógicamente elegido para la ocasión. Pablo Tineo, de mayor envergadura, fue el futbolista elegido para peinar los saques de Lucas Anacker, y Anselm, habilidoso y veloz, el encargado de buscar las cosquillas a la espalda de la defensa del Tuilla.

Más Real Avilés

Por su parte, Chuchi Collado no pudo contar finalmente con Madeira, ante la ausencia de uno de sus delanteros titulares apostó por un 4-2-3-1 con Piniella en el pivote, Álvaro Pozo de mediapunta y Cristian como única referencia arriba. Sin embargo, las dimensiones de El Candín hacían que Álvaro y Cristian jugasen muchas veces prácticamente en línea, emulando el 4-4-2 blanquiazul.

El plan de Iván Palacios funcionó al inicio. Anselm, de cabeza en un balón parado botado por Coutado, puso a prueba a Gabri, dejando claro a la afición del Tuilla que el Real Avilés no había ido a pasearse. Sin embargo, la réplica la puso pronto Cristian, que se llevó el balón de espuela y lo envió fuera por poco en su intento de vaselina.

Los visitantes se adelantarían al cuarto de hora de juego en una jugada más que extraña. Tras un forcejeo en el área, Borja Noval cayó al suelo y Expósito también, este último quejándose de una patada en la parte posterior de la pierna. El colegiado, que apaciguó en primera instancia el conato de tangana con una amarilla a Sergio Menéndez, se dirigió posteriormente a Borja Noval y, cuando éste se levantó, le mostró la segunda tarjeta de la jugada y señaló pena máxima. Coutado no desaprovecharía la acción y subiría el 0-1 al electrónico.

Sin embargo, el tanto no amedrentaría a los locales, que dieron un paso al frente en busca de un empate que llegó a la media hora de juego. Borja Noval ejecutó un saque de banda y Jaime Serrano, solo dentro del área, batió de cabeza a Lucas. Iván Palacios no se lo podía creer en la banda. Antes del descanso, Cristian, Álvaro Pozo y Luis Enrique pudieron marcar, pero el Real Avilés mantendría la igualada.

En la segunda parte, el Tuilla continuó con su guión, mientras que al conjunto avilesino le costaba cada vez más crear peligro sobre la portería de Gabri, casi siempre a balón parado o con disparos lejanos. En un barullo dentro del área, Jaime Serrano aprovechó un rechace para hacer el 2-1. Ocho minutos después, el partido se le pondría más cuesta arriba si cabe al Real Avilés, pues Expósito vería la segunda amarilla.

Con los blanquiazules abiertos para intentar la remontada, Luis Enrique armó una contra en el último minuto, fue derribado por Domínguez dentro del área y éste vería también la segunda amarilla, por lo que el Real Avilés acabaría el partido con nueve. El exblanquiazul Borja Noval no perdonó y los tres puntos se quedaron en Tuilla. El Real Avilés progresa pero necesita refuerzos para estar arriba.

Fotos

Vídeos