Real Avilés

El Real Avilés, pendiente de Gastón

Gastón, derribado por Héctor el pasado jueves./MARIETA
Gastón, derribado por Héctor el pasado jueves. / MARIETA

El argentino sufre una fasticis plantar, se infiltrará y es seria duda para el sábado

SANTY MENORAVILÉS.

La actualidad del Real Avilés pasa por el estado físico del centrocampista argentino Gastón Cesani, cuya fascia ha dicho basta. Después de varias semanas entrenando y jugando con dolor, ayer ya no podía apoyar el pie y, a pesar de que su idea es infiltrarse corticoides hoy, su participación el sábado se torna cada vez más difícil.

«Tengo fascitis plantar desde antes de llegar a Asturias, y aunque al principio podía jugar con dolor, hoy -por ayer- no podía ni apoyar el pie. Me han dicho que se ha convertido en crónica y si quiero ayudar al equipo de aquí a final de temporada tendré que inyectarme corticoides», sostiene apenado el futbolista.

Cuestionado por el tema, el técnico del equipo, José Luis Díaz 'Xiel', es tajante: «es una decisión personal. Tiene que meditarlo y hablarlo con el club, porque yo lógicamente no puedo obligar a nadie a infiltrarse». Teniendo en cuenta la importancia de esta recta final del campeonato para el Real Avilés, el argentino ha decidido infiltrarse, aunque hoy decidirá cuando, tras conversar con el entrenador en el entrenamiento matinal que tendrá lugar en La Toba 3 (10 horas).

«Cuando me infiltre, tendré que estar dos días sin entrenar, de ahí mis dudas de cuándo hacerlo, porque me gustaría jugar el sábado y no sé si el 'míster' contaría o no conmigo», explicaba ayer el futbolista. De infiltrarse hoy, aun con la mayor celeridad posible, su concurso el sábado podría ser muy precipitado, aunque no estaría descartado hasta esa misma tarde, pues para entonces sí se cumplirían 48 horas de inactividad deportiva. En cualquier caso, Xiel está apostando desde hace semanas por convocar siempre a todos los disponibles, por lo que podría guardarse el as del argentino en la manga hasta última hora en su visita al TSK Roces.

Quien tampoco se pudo ejercitar ayer al mismo ritmo que sus compañeros fue el mierense Pablo Coutado que, con un golpe en el hombro, se perdió la segunda sesión de entrenamiento de la semana. «Fue en una jugada de la primera parte frente al Langreo. Me tiraron al suelo en una carrera y sufrí una fuerte contusión, pero espero poder entrenar con el equipo mañana -por hoy- y llegar al partido del sábado».

Regresos tras el parón

Ayer regresaron a la dinámica del equipo Balsera y los hermanos Escobedo, Toni y Miguel, que no fueron de la partida del martes por motivos de viaje y estudio, respectivamente. Los tres estarán disponibles para el crucial partido del sábado frente al TSK Roces en Covadonga, siendo Nico Pandiani la única baja segura en estos momentos.

Aunque todavía quedan dos sesiones de entrenamiento, la de hoy y la de mañana, todo hace indicar que Xiel cambiará el sistema para un partido absolutamente decisivo en la lucha por la permanencia. Ya no valen las medias tintas y el técnico praviano apostará por un 'once' eminentemente ofensivo, con una línea de cuatro defensas y dos variantes: o un doble pivote con mediapunta, o directamente dos delanteros en un 4-4-2.

Gastón condiciona la formación de este doble pivote, mientras que en los puestos de ataque vuelve a entrar en las quinielas Mathieu, que ayer volvió a poder entrenar sin problemas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos