El Real Avilés tiene que pagar 32.000 euros si quiere competir la próxima temporada

José María Tejero, presidente del Real Avilés.
José María Tejero, presidente del Real Avilés. / MARIETA

Los impagos del ejercicio 2015-16 no permitirán al club tramitar las fichas hasta que se cumpla con los futbolistas que denunciaron en la AFE

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

El Real Avilés tendrá que pagar sus deudas deportivas si quiere salir a competir en la temporada 2017-2018 que oficialmente se inicia hoy, día 1 de julio. Según una resolución de la Comisión Mixta de Tercera División, formada por representantes de la Real Federación Española de Fútbol y de la Asociación de Futbolistas Españoles, AFE, el club blanquiazul tiene de plazo hasta las 12 horas del próximo lunes, 3 de julio, para abonar los 32.000 euros que adeuda a los jugadores de la temporada pasada, la 2015-2016, y poder tramitar las fichas del nuevo curso.

Esta situación ya la padeció Golplus cuando en la campaña 2011-2012 adquirió la gestión del club. Para poder tramitar las fichas y competir en la Copa Federación, tuvo que abonar de un día para otro y en vísperas del primer partido ante el Universidad de Oviedo, el 4 de agosto de 2011, una importante cantidad adeudada por José María Tejero a Juan Carlos Serrano, que denunció en la AFE el impago de cinco mensualidades.

Como en aquella ocasión, el descenso administrativo por impagos no se contempla en Tercera División y solo se produce a partir de Segunda División B, categoría que por cierto acaban de perder el Boiro, el Gavá y el refundado Palencia, aunque este club, creado con filosofía popular, ya había descendido deportivamente a Tercera, por lo que se va directamente a regional.

El lunes vence el plazo, pero en una situación idéntica en 2011 se pagó en el mes de agostoLa Comisión Mixta de Tercera División no distingue entre club y gestor en su dictamen

El de ayer fue un día, uno más, de especial agitación en el sufrido y maltratado Real Avilés, al que se dio incluso por descendido a regional. La resolución de la Comisión Mixta de Tercera División garantiza el pago de las deudas, porque de lo contrario el club no podrá inscribir jugadores, ni los que tienen contrato en vigor, ni los renovados y tampoco los que se incorporan. No hay descenso directo en caso de que el impago se prolongue, pero el mismo se acabaría dando de otra forma, expulsión de la competición por incomparecencias, que se darían al no disponer de las fichas de los futbolistas. Es una manera efectiva de asegurar que los futbolistas de estas categorías no profesionales y sus técnicos cobrarán su dinero.

Aunque el plazo dado por la citada comisión para pagar y empezar a tramitar las fichas sin restricciones expira pasado mañana, lunes 3 de julio a las 12, el Real Avilés tendría todo el mes de julio y parte de agosto para realizar el pago, siempre que lo haga antes de iniciar la competición, que en este caso será la Copa del Rey en el mes de agosto.

Las consecuencias

«La Comisión Mixta informará a la Real Federación Española de Fútbol del incumplimiento, por parte de este club, de las obligaciones económicas exigidas por los futbolistas relacionados, a los efectos de la posible suspensión de servicios federativos de este club, y demás consecuencias previstas reglamentariamente, en tanto no abone el importe mencionado en la presente resolución, conforme se dispone en los artículos 60, 61, 116 y 192 del mencionado Reglamento General de la RFEF», concluye la resolución.

En los referidos artículos del Reglamento General, que se pueden consultar por Internet, se recoge la suspensión de servicios federativos, como la tramitación de las fichas, que no se darán de paso hasta que la deuda quede saldada.

El sindicato de futbolistas españoles reconoció las denuncias de 17 futbolistas que, ante la falta de respuesta del club, tanto su propiedad como los gestores IQ Finanzas, decidieron denunciar las deudas en la AFE. La cantidad total que se denunció antes del 30 de junio, 53.855,92 euros, salía de las deudas del pasado ejercicio, nómina de mayo y primas por jugar 'play off', y también el último mes y las primas del ejercicio 2016-2017 que finalizó ayer.

En los últimos días, la cifra de impagos en la AFE bajaba a 40.355,92 euros, y finalmente a 32.000. Esas oscilaciones se deben a que los jugadores fueron retirando las denuncias de esta temporada tras cobrar a finales de junio, con retraso, primero la última mensualidad y después los premios. Los 32.000 euros son los que corresponden a los pagarés sin fondos de la campaña 2015-16, firmados por Julio Scheilch en nombre del Real Avilés Gestión Deportiva, que el grupo gestor se comprometió a gestionar, que ahora no quiere asumir, y que la propiedad del Real Avilés CF SAD le reclama como parte de las obligaciones de Real Avilés GD, empresa adquirida por IQ para gestionar el club.

¿Quién debe pagar?

Lo que sigue sin estar claro es quien debe hacerse cargo del pago de los 32.000 euros denunciados en AFE. Según la resolución de la Comisión Mixta, que IQ Finanzas gestione el club a través de una empresa pantalla no exime de responsabilidad al Real Avilés como entidad. El texto de la resolución de la Comisión Mixta resulta demoledor.

«Las alegaciones presentadas por el club reclamado referentes a que la gestión deportiva de la entidad es asumida por una entidad, Real Avilés GD SL, que nada tiene que ver con el Real Avilés SAD no pueden merecer favorable acogida. Con independencia de otras implicaciones que desde el punto de vista de la legislación laboral, de seguridad social, o mercantil pudiera tener la ingeniería contractual ideada, lo bien cierto es que en el plano federativo es obvio que ello responde al propósito de tratar de evitar responder ante, por ejemplo, reclamaciones como la que nos ocupa para, en su caso, evitar las consecuencias reglamentarias desfavorables que se anudan a una falta de pago de salarios de futbolistas.

Resulta obvio que el Real Avilés CF SAD desarrolla su actividad utilizando como pantalla para las vinculaciones contractuales de sus futbolistas a una sociedad que no es afiliada a la RFEF con el fin de evitar que le sea de aplicación la normativa federativa. Resulta evidente que dicha forma de actuar no puede merecer el amparo de esta Comisión. Se mire por donde se mire, el Real Avilés CF SAD no es ajeno a la contratación del jugador llevada a cabo por el Real Avilés GD SL, pues aprovecha para sí el fruto de la prestación llevada a cabo por el jugador, debiendo, en consecuencia, ser responsable solidario de los impagos. Lo contrario supondría un evidente enriquecimiento injusto que no debe ser amparado, así como fijar patente de corso para que en el futuro otras entidades utilicen idéntico sistema de tal forma que no se cumplan las normas federativas que todos los clubes afiliados están obligados a respetar».

La resolución termina informando que el pago de la deuda deberá realizarse «exclusivamente mediante Orden de Movimiento de Fondos, a efectuar vía Banco de España, a la cuenta de AFE como cuenta de destino de las cantidades reconocidas, hasta las 12 horas de la mañana del 3 de julio».

Fotos

Vídeos