El Real Avilés busca la sorpresa ante el Langreo

El Real Avilés busca la sorpresa ante el Langreo
Los jugadores del Real Avilés, con Carlinos a la izquierda y Gastón a la derecha, en un entrenamiento en La Toba 3. / PATRICIA BREGÓN

Xiel medita cambiar el sistema para dar más consistencia al equipo frente al goleador ataque azulgrana

Santy Menor
SANTY MENORAvilés

«Aunque ellos estén en una situación complicada, los Real Avilés-Langreo siempre son partidos complicados, difíciles de ganar». Así define Hernán Pérez, técnico del conjunto azulgrana, el desigual derbi que tendrá lugar esta tarde de Jueves Santo, a partir de las 17 horas en el Román Suárez Puerta. Desigual por el nivel de ambas plantillas y por los objetivos que persiguen los clubes, pero la necesidad de puntos igualará a buen seguro las fuerzas en un partido clave.

Por un lado, el Real Avilés necesita sumar de forma urgente en su escalada por la permanencia, después de un fin de semana muy positivo para sus intereses. No en vano, los tres rivales que marchan por delante, Lugones, Siero y Llanera, perdieron, de forma que no hay merma visual en el estado clasificatorio del equipo blanquiazul.

Por otro, el Langreo, a quien el Juez de Competición le dio los tres puntos frente al Colunga por incomparecencia de los visitantes, está a uno del Real Oviedo B y a dos del Langreo, enfrentándose ambos este mediodía en Miramar. De esta manera, un triunfo hoy sería clave en su lucha por el título, aunque Hernán deja claro que «sólo pensamos en el partido contra el Avilés. Si nosotros no ganamos, da igual lo que hagan el resto».

Xiel, que recupera para el choque a Jairo Huerta, continuando lesionados los habituales Mathieu y Nico Pandiani, tiene esperanzas y las expresa: «¿Porqué no vamos a ganar al Langreo? Se lo he dicho a ellos, es un equipo superior que lucha por el ascenso, pero se puede ganar, o empatar, un punto ante este tipo de rivales sería un buen resultado, y si das el golpe y ganas...».

Pero como hacer para ganar a uno de los mejores cuando no se ha hecho ante equipos de perfil bajo. Para Xiel, lo primero es «correr mucho y jugar». La permanencia es un motivo suficiente para hacerlo y al galope si puede ser, pero también la presencia del eterno rival asturiano del Avilés: «Si no estamos motivados, entonces... Yo espero que salgamos al cien por ciento a competir el partido porque podemos hacerlo».

El preparador praviano medita un cambio de sistema, recuperando los cinco defensas, para hacer frente al podería goleador del Langreo. Así, Santa, Expósito y Thomas formarían la línea de tres centrales, con Toni Escobedo de carrilero derecho y Marcos Blanco por la izquierda. El doble pivote lo formarían Gastón y Balsera, con Pablo Tineo, Luis Nuño y Anselm por delante. Los grandes perjudicados serían Coutado y Carlinos, que se caerían del 'once', mientras que el regreso del exlangreano Jairo Huerta sería en principio al banquillo.

Por su parte, Hernán Pérez cree que se ha hecho justicia tras la polémica de la pasada jornada con el Colunga. «Nos hubiera gustado más jugar y ganar los tres puntos en el campo, pero es un problema que ha ocurrido ya muchas veces y pienso que el club ha velado por sus intereses, por los intereses del equipo y de la afición».

El técnico ovetense, que jugó en su día en las filas del Real Avilés, piensa que «el choque será complicado por varias cuesiontes. Independientemente de su situación se trata del Avilés, parece que hará mal tiempo y el campo estará pesado, y son un equipo muy necesitado que seguro luchará con uñas y dientes para lograr el triunfo o el empate. Necesitamos estar a nuestro mejor nivel».

Además de las habituales bajas de Álvaro Cuello y Álvaro García, Hernán no podrá contar esta tarde con Aimar y Nacho Calvillo, lesionados. Deberá realizar dos descartes.

Más Real Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos