Real Avilés

«El Real Avilés nos interesa para hacer nuestra primera inversión en el fútbol»

Los hermanos Torres con Fernando Lemus y José Ramón Cañedo en el Suárez Puerta./N. G.
Los hermanos Torres con Fernando Lemus y José Ramón Cañedo en el Suárez Puerta. / N. G.

Javier y Anuar Torres, propietarios del grupo mexicano Ambiental, quieren vincularse a un proyecto al que «vemos mucho futuro»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

En un par de días, menos quizás, podremos conocer si el Real Avilés va a contar con apoyo financiero desde México. El presidente y los responsables de la empresa azteca Grupo Ambiental, negociarán hoy y mañana en reuniones de las que ambas partes esperan salir con un acuerdo de vinculación.

Los hermanos Javier y Anuar Torres, propietarios del grupo, confirmaron en su primer día de estancia en nuestra ciudad que «estamos pendientes de platicar con José María Tejero estos dos días y llegar a algunos acuerdos, tenemos interés en invertir en este equipo. Nuestra intención es volver a México el sábado, después de mantener las dos reuniones que tenemos previstas para mañana y el viernes con el presidente, y si es posible regresar con un acuerdo».

Mientras esperan por una reunión aplazada ayer por un viaje del máximo accionista del Real Avilés, Javier y Anuar Torres dedicaron la jornada a conocer las instalaciones deportivas de La Toba, ver parte del entrenamiento del equipo de Iván Palacios, acudir al Suárez Puerta y conocer la ciudad. Todo de la mano de José Ramón Cañedo, que ha intermediado para que los inversores mexicanos hayan puesto sus ojos en el club avilesino. «Las instalaciones están muy bien y el Suárez Puerta es un gran estadio», dijeron.

«Tenemos que platicar con el presidente y lo que queremos es llegar a algunos acuerdos»

El grupo inversor que dirigen los hermanos Torres no tienen vinculación en su país con clubes de fútbol y explican su interés por un club español: «Cañedo nos ha informado sobre lo que se requiere en el equipo y el proyecto nos ha llamado la atención. Grupo Ambiental dedica su negocio a la hotelería y la construcción habitacional e industrial, pero a partir de nuestras conversaciones con él ha surgido el interés en invertir en fútbol, y de empezar en España. Ya sabemos que es difícil conseguir que sea negocio, pero tampoco imposible y le vemos mucho futuro a esto», aseguran.

Están informados de las opciones que ofrece la propiedad del Avilés, desde la venta a la inversión de capital riesgo, hasta la gestión. Los propietarios de Grupo Ambiental parecen inclinados a «una inversión» sin descartar algo más en un futuro: «Lo que nos trajo desde México es llegar a un acuerdo para invertir en el Real Avilés y ayudar a conseguir los objetivos. Queremos meter una inversión e impulsar el equipo, sin entrar en la gestión. Digamos que es un capital riesgo y creemos que puede ser viable, de momento nos interesa solo invertir y una vez que estemos más metidos tampoco hay que descartar una compra. Pero lo primero es mantener unas pláticas con el presidente».

José María Tejero regresa hoy tras pasar el miércoles fuera de Avilés por negocios y a lo largo del día tendrá lugar la primera reunión para ver la posibilidad de que el club cuente con apoyos financieros para su proyecto. Sin apenas ingresos y una cifra de socios que no llega al centenar, el proyecto del equipo dependerá de que el presidente capte inversores dispuestos a poner dinero, o pueda plantearse una venta de la entidad que hasta ahora no se ha podido hacer realidad. Además de Ambiental, otros grupos mexicanos, y los que maneja Tejero, dos chinos y uno de Chicago, están en esa órbita de vincularse o comprar.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos