El Real Avilés quiere frenar su sangría

El Real Avilés quiere frenar su sangría
Los jugadores del Gijón Industrial celebran uno de sus goles, con Santa lamentándose. / PALOMA UCHA

El equipo blanquiazul ha encajado 19 goles en los ocho partidos disputados en 2018, cifras a las que Xiel busca poner remedio

Santy Menor
SANTY MENORAvilés

Diecinueve goles encajados en ocho partidos disputados en lo que va de 2018 son cifras que explican en gran medida la situación que atraviesa el Real Avilés cuando se han cumplido 27 jornadas de liga. El conjunto blanquiazul es el cuarto de la Tercera asturiana que más goles recibe y poner fin a esta sangría es uno de los objetivos a corto plazo de Xiel, un entrenador que siempre se ha caracterizado por tejer sólidos entramados defensivos.

Desde que ha comenzado el nuevo año, el Real Avilés perdió en Pravia (1-0), frente al Siero (0-1), en El Entrego (4-1), contra el Tuilla (0-2), en Miramar (4-1), ante la visita del Colunga (1-3) y el domingo pasado en Santa Cruz (4-1). Los pupilos de Xiel sólo fueron capaces de dejar la puerta a cero en una ocasión, hace dos jornadas contra el Lugones (3-0), una luz que se apagó siete días después en Gijón, coincidiendo con la lesión de un Gastón Cesani que está llamado a ser el cortafuegos que necesita el equipo en el centro del campo.

Con 49 goles encajados en 27 partidos, el Real Avilés sólo es superado en la estadística por Roces (55), Siero (54) y Condal (52), precisamente próximo rival de los blanquiazules, el domingo en el Suárez Puerta. Aunque los realavilesinos han conseguido ser sólidos pocas veces esta temporada, los peores momentos del curso tuvieron lugar justo antes de la dimisión de Iván Palacios, cuando el equipo enlazó siete partidos seguidos sin ganar y encajó quince goles en siete encuentros; y en este arranque de año, con siete derrotas en ocho choques disputados y muchos tantos en contra.

Cambios en la plantilla

Las malas rachas coinciden claramente con la falta de efectivos. Primero, con la defensa a medio hacer con la que contaba Iván Palacios, y en este inicio de 2018 con la revolución de altas y bajas que tuvo lugar entre diciembre y enero, y el consiguiente período de adaptación que requiere el equipo. Con Balsera y Carlinos como centrocampistas de creación, la salida de Chus, que tampoco es un pivote defensivo pero puede ejercer como tal, dejó huérfano el mediocampo hasta la llegada de un Gastón que, tras mejorar el equipo frente al Lugones, cayó lesionado el domingo.

La línea defensiva ha sufrido también cambios. Aunque Domínguez ha sido titular regularmente desde que se recuperó de su lesión, las salidas de los laterales Sergio Menéndez y Fonso, y la grave lesión de Thomas, han condicionado también los planes de Iván Palacios primero y Xiel después, este último decantándose por el central Santa como lateral derecho, y el mediocentro Marcos como lateral izquierdo. Parches para buscar una solidez que se presume básica para lograr la permanencia.

Más Real Avilés

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos