El Real Avilés espera recuperar efectivos para recibir al colista

El Real Avilés espera recuperar efectivos para recibir al colista

Anselm estará pese a su dedo roto en la mano, la lesión de Pablo Tineo no es grave y alguno de los tres que fueron baja en Noreña se recuperen

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La mala situación deportivo no tendrá fácil arreglo si el Real Avilés no refuerza su plantilla con dinero de los inversores que se han acercado al club. Pero mientras esa incógnita se despeja, el equipo está pasando un su peor momento, sin confianza para ganar y sufriendo en cada jornada percances en forma de lesiones. Cinco son los jugadores del equipo con problemas físicos, y contar con alguno de ellos es lo que espera Iván Palacios para el partido de la décima jornada, en el que recibe al último clasificado, el San Martín de Sotrondio (domingo, 17 horas).

El catalán Anselm Pasquina estará disponible ante el colista, aunque llevará toda la semana una férula en su dedo meñique de la mano izquierda, que se fracturó en el transcurso del partido de Noreña. Anselm entró al campo sustituyendo a Pablo Tineo, lesionado en la planta del pie derecho. El delantero pasó ayer unas pruebas en las que se le practicó una ecografía que descarta una rotura, pero hay una fuerte inflamación en el tendón de aquiles. Hasta mañana estará de reposo sin apoyar el pie en el suelo y según evolucione la zona dañada se podrán calibrar sus posibilidades de jugar.

De los tres jugadores que fueron baja en Noreña, Santos aseguró en el mismo campo Alejandro Ortea su seguridad de estar recuperado de su dolencia muscular. Domínguez lleva dos semanas sin competir y hay que esperar su evolución, lo mismo que ocurre con Fonso: «A día de hoy no sabemos qué jugadores pueden ser recuperables», decía ayer Iván Palacios, que ha decidido ampliar el descanso semanal a dos días, por lo que hasta mañana no se retomará el trabajo de entrenamientos en el campo 3 de La Toba.

La precariedad de efectivos es un lastre más para el ya debilitado equipo , que sigue en un tramo de calendario en el que se está midiendo a equipos de la zona baja, a los que no ha podido ganar. El colista es la prueba que llega el próximo domingo.

Fotos

Vídeos