«Dirigir todas las culpas a Tejero es triste»

«Dirigir todas las culpas a Tejero es triste»
Ulpiano Cervero en el exterior de la oficina de la escuela del Avilés en el Muro de Zaro. / JOSÉ PRIETO
Ulpiano Cervero Junquera, director de la escuela de fútbol del Real Avilés

«Si el Avilés desciende ya volverá a subir, pero nunca lo dejaremos solo, seguiremos adelante vengan al campo doscientos o cincuenta»

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La actual es con diferencia la peor temporada en el Real Avilés, abandonado por la masa social, arruinado económicamente y con un balance deportivo que puede ser devastador, con dos descensos muy reseñables en la escuela de fútbol, el del filial y el segundo juvenil, y lo que es peor, con el primer equipo que está al borde de caer en categoría regional. Ulpiano Cervero, asesor perenne del presidente del club, es el máximo responsable de la cantera, a la que defiende por encima de todo, sin dejar de referirse al conjunto de Tercera División.

-Primero cayó el Atlético Avilés juvenil y el domingo el filial. Usted es el director de la cantera.

-Lo primero es que el filial no pertenece a la escuela, aunque lo hemos asumido y lo dirigimos porque tal como está la cosa arriba... El domingo cinco futbolistas del equipo y un juvenil jugaron en Llanera con el primer equipo. Ahí tienes la respuesta al descenso, porque eso ha sucedido a lo largo de toda la temporada, sobre todo en este tramo final. Nos ha costado un mundo hacer el equipo regional y a lo largo de la temporada fue funcionando bastante bien, pero hemos pagado esas circunstancias, al margen de otras como las lesiones.

-Todo en función de ayudar arriba, aunque ni por esas.

-Nuestra obligación es esa, pero las consecuencias se pagan y al final fastidiamos al juvenil y al filial, porque siendo ya los justos hemos tenido que ayudar al primer equipo, que encima está sin salvarse, pero lo normal es que algunos jugadores alternen, suban o bajen, pero en este caso han subido y se han quedado.

-El descenso del filial se queda en pura anécdota cuando el equipo de Tercera está hundido.

-Está claro, es algo que ya nos temíamos con todo lo que ha pasado y al final una sanción por un despiste que pagamos muy caro.

-Muchos no entienden la existencia de un filial cuando no hay ni para mantener al primer equipo.

-Económicamente no es un problema porque los jugadores no cobran, la mayoría son juveniles de nuestro entorno. Y el sentido de tener un filial está plenamente justificado por lo que hablaba al principio, si no llega a ser por el juvenil y el filial, no sé como se habría arreglado el primer equipo. No habría podido salir a competir ni el primer día.

-Lo terrible es que baje el equipo de Tercera. Nunca había pasado.

-El día que convencí a José Luis Rodríguez para que trajese Golplus al Avilés nos tocó la lotería, y en el club han intentado que volviese a tocar varias veces más, pero...

-¿Gestores fugaces y poco fiables?

-Ahí está lo que ha pasado estos últimos años. Se intentó con un grupo valenciano que fueron unos jetas y aunque yo avisé porque los conocía -Tudesa- tiraron para adelante y después engañaron a Clarkson para sacarle dinero. Lo trajeron ellos, no fue cosa de José María, yo sabía a lo que venía el escocés, a dirigir el equipo y los jugadores, en pleno mes de mayo, acabaron entrenando por las cuestas de Somao.

-Para rematar, el pulso con IQ y sus actuales consecuencias.

-No los conocía, pero cuando llegaron tuve noticias. Hay muchos avilesinos en México que siguen al equipo y nos llamó gente para ponernos en antecedentes. Todo fue un esperpento y ahora tienen problemas con los pagos en el Cacereño.

-¿A quién le colgamos la culpa de que el Avilés baje a regional?

-De mucha gente, no solo de José María Tejero, que tiene su parte. La gente tampoco ayuda porque somos pocos y dividimos, eso nunca puede ser bueno, sobre todo cuando se repartes miserias. Y el Ayuntamiento, por omisión, hace muchos años que no ayuda en nada al club, no es por José María, aquí nunca se ayudó al Avilés, eso lo saben los aficionados más veteranos.

-Veinte años de desencuentros, una deuda enorme, el embargo...

-Se intentó acorralar al club porque la historia de los 400.000 euros tiene tela. Que conste que lo mismo que debe el club debe el Ayuntamiento, pero no se dice aunque sea público y esté registrado. El Avilés tiene la obligación de pagar el canon y el Ayuntamiento la propia por la escuela de fútbol, pero ninguna de las partes ha cobrado.

-Un convenio de uso del Suárez Puerta incumplido.

-Ninguno de los dos ha cobrado porque ese contrato está mal hecho desde el principio. Ningún club, salvo que esté categoría profesional, tiene capacidad económica para sufragar los gastos que ocasiona un campo como el Suárez Puerta, que como mínimo son 30.000 euros al año. Y eso es imposible de asumir por ningún club como el Avilés, ni en Tercera ni en Segunda B.

-Su presidente leyóel contrato y lo firmó en 1999.

-Nadie en el Norte de España tiene un contrato así. Yo jamás lo habría hecho, pero José María acaba pecando de bueno o de tonto, no lo sé. Le metieron un gol como una casa de grande con ese convenio.

-La gente no está con el Avilés por Tejero. Algo habrá.

-La opinión pública es manipulable y querer dirigir todas las culpas hacia una persona, la que ha puesto el dinero durante 25 años, es triste.

-Si el Avilés acaba bajando se encontrará con el Stadium. ¿Qué va a pasar?

-Me dolerá mucho el descenso, pero ya subiremos. El Avilés no se quedará solo, da igual que vengan al campo doscientos o cincuenta. Y en cuanto al otro equipo, será lo mismo que si coincidimos con el Miranda, que ya pasó, o con el Navarro, que por cierto está en Preferente. Todos hemos pasado vicisitudes, este otro es un club que tiene tres años y cuando tenga treinta o cuarenta de historia hablaremos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos