La directiva de Abraham explica en una nota su desencuentro con Tejero

La directiva de Abraham explica en una nota su desencuentro con Tejero
El presidente del Avilés en la presentación de Abraham Albarrán. / JOSÉ PRIETO

La presencia de Alain Menéndez como director deportivo y el cambio en las condiciones, razones para romper el acuerdo

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Las personas que forman parte del grupo de trabajo reclutado por Abraham Albarrán como directivos para la próxima temporada, remitieron ayer un comunicado de prensa, en el que ofrecen su versión y motivos del desencuentro y posterior ruptura del acuerdo alcanzado en su momento con el presidente y máximo accionista del Real Avilés, José María Tejero.

Una extensa nota de prensa que reproducimos textualmente y que sirve además de despedida, casi también de saludo, de una directiva que no llegó a ejercer y cuya presentación no se podrá ya realizar para conocer a todos sus integrantes.

1. Tras las primeras reuniones mantenidas entre Abraham Albarrán y el propietario del Real Avilés, este nos explica la situación real en la que se encuentra el club. Abraham acepta ser el entrenador. Tras aceptar el cargo de entrenador del primer equipo, José María Tejero solicita ayuda a Abraham con la intención de formar una directiva cuyo cometido, en primera instancia, sería el de buscar publicidad y encargarse de la campaña de socios. Alain Menéndez y Abraham serán los encargados de gestionar la primera plantilla.

2. Inmediatamente, y de forma insistente, Abraham se pone en contacto con Alain Menéndez. Después de varios días sin obtener respuesta por parte del director deportivo, finalmente se digna en ponerse en contacto para decirle al entrenador: «Que la moto ya no tiene gasolina y a mi no me la meten doblada otro año».

3. Puestos en conocimiento de José María Tejero estos hechos, es el propio Tejero quien nos informa de la oferta que desde México le han hecho llegar a Alain Menéndez. Desde ese preciso momento se le deja claro a que no íbamos a trabajar con esa persona, y en consecuencia se solicitan plenos poderes para confeccionar la primera plantilla. Se nos emplaza a enviar los DNI de los jugadores que tenía apalabrados el entrenador para cerrar los contratos a la mayor brevedad posible.

4. Queda claro que la directiva nos hacemos cargo de los gastos de la primera plantilla, cuerpo técnico y utillero.

5. Durante la presentación de Abraham se vuelve a dejar claro la negativa a trabajar de ninguna forma con Alain Menéndez. Su ausencia precipita una reunión para reestructurar todo el equipo. Después de reunirnos en Los Balagares en perfecta sintonía con José María Tejero y sus colaboradores, el propio Tejero nos deja claro que cerremos cuanto antes los fichajes ya que se corre el evidente riesgo de perderlos. Después de esa reunión procedemos a enviarle al club un email explicativo de todo nuestro proyecto.

6. Alain Menéndez, a través de una emisora de radio, hace pública en ese momento la exigencia del grupo 'inversor' francés. Dicha exigencia supedita la presencia de Alain como director deportivo del club de cara a una inversión a realizar únicamente en el supuesto de que el Real Avilés compita en Tercera División la temporada 2018-2019. En rueda de prensa, José María Tejero declara que «dicha aportación no es necesaria».

7. El pasado día 7 de junio anunciamos en nuestra cuenta de Twitter nuestra intención de hacer público el primero de los cinco fichajes que se tenían cerrados, incluido el de un nuevo director deportivo. Poco después, se nos hace llegar el mensaje enviado por Tejero desautorizando nuestros movimientos.

8. En la tarde del día 8 de junio se reúnen en Salinas (cafetería La Pixueta) un representante de esta directiva (David Maribona) con José María Tejero (acompañado por su hijo David) en la que el propietario del club nos deja clara su postura. La imposición de Alain Menéndez es innegociable debido a la exigencia del grupo francés. Se nos recuerdan los gastos que debemos afrontar en la primera plantilla, a la vez que se nos hace patente que la libertad de movimientos que tenemos para gestionar la plantilla es mínima, por no decir nula. Caso radicalmente opuesto al del director deportivo y su grupo francés. En ese momento, cuando puestas en conocimiento de Abraham las palabras que Tejero nos transmite, el futuro entrenador del Real Avilés comunica su dimisión. Consecuentemente, el resto de personas que trabajamos a su lado cesamos nuestras actividades. Comunicamos nuestra decisión en primer lugar a los jugadores y director deportivo que teníamos cerrados para que puedan decidir libremente su futuro.

9. Tanto Abraham Albarrán como el resto de personas que trabajamos codo a codo con él queremos agradecer a todas las personas que, sin conocer los detalles del proyecto, nos habéis trasladado vuestra ilusión y vuestros ánimos. Soñamos con hacer algo bonito, por volver a acercar el Real Avilés a quienes deben ser sus únicos dueños: sus aficionados. Lamentablemente solo hemos podido soñar hasta donde nos han dejado.

10. Deseamos al Real Avilés SAD la mejor de las suertes tanto deportiva como institucionalmente. No perdemos la esperanza de ver en un futuro cercano la presencia en el club de personas que tengan éxito en la difícil tarea que nosotros intentamos y en la que, por desgracia, fracasamos.

Abraham Albarrán, que tenía pensado citar a los aficionados a su regreso de vacaciones para explicar de su propia voz lo sucedido, posiblemente desista con la nota emitida por su directiva. Una vez que ya no será entrenador del Avilés, el avilesino descolgará las botas y no se descarta que pueda regresar al reforzado proyecto del Llanera, de la mano de José Luis Rodríguez.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos