El Real Avilés cambia el paso de las sesiones

El Real Avilés cambia el paso de las sesiones
Alain Menéndez, en primer plano, con los jugadores y Xiel al fondo en una sesión en La Toba esta temporada. / MARIETA

Se entrenará por la tarde para acceder a futbolistas con calidad que alternan el deporte con otra actividad

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés se baja de la nube y prepara un proyecto deportivo para la próxima temporada al uso de un equipo normal de Tercera División o de Regional Preferente. Abraham Albarrán, nuevo inquilino del banquillo blanquiazul, fija en cuatro el número de sesiones semanales, dos de ellas matinales y las dos restantes a última hora de la tarde, 20 o 20.30 horas según la necesidad que marcarán los futbolistas y sus actividades al margen del deporte.

El plan del nuevo responsable del equipo pasa por entrenar cuatro días a la semana. Dos serán por la mañana, el regenerativo de los lunes que algún futbolista hará por su cuenta si le es imposible acudir, y la víspera de partido, sábado, salvo que se juegue ese día y haya que entrenar la tarde del viernes. Estas dos sesiones tendrán por escenario el Suárez Puerta, salvo circunstancias que no lo permitan. En La Toba se ejercitará el equipo avilesino en las dos sesiones vespertinas, las de miércoles y jueves, lo que obliga al club a solicitar entrar en el cuadrante de usuarios para acceder al campo número 3, el que vino utilizando Xiel esta temporada.

Con esta disposición de trabajo preparatorio semanal, el Avilés logrará reducir los salarios que ha venido ofreciendo tradicionalmente, a la altura en muchos casos de lo que pagan no pocos clubes de Segunda División B. Reducir el sueldo no equivale necesariamente a perder calidad, ya que abundan los buenos futbolistas, veteranos y jóvenes, que alternan fútbol y trabajo, o estudios casi siempre por las mañanas, lo que ha impedido al Avilés acceder a ese mercado.

Y Abraham maneja una amplia lista de jugadores de Tercera División que vendrán al equipo blanquiazul, incluso asumiendo la pérdida de categoría. Aunque el club no ha liquidado todavía las deudas de la temporada que finaliza, el técnico avilesino sabe el presupuesto aproximado con el que puede contar para formar la plantilla, con la diferencia para Tercera o Preferente, que en principio tampoco sería muy importante porque se van a ajustar mucho los sueldos sobre lo que ha venido siendo habitual. El recado que tienen tanto el entrenador para captar a jugadores cercanos a su idea, y el director deportivo Alain Menéndez, encargado de negociar los contratos, es que la próxima temporada el Avilés será un club al uso y que cumplirá lo que promete.

La dificultad de formar un equipo sin que se conozca todavía si va a jugar en Tercera o en Preferente no ha impedido que los responsables del Avilés estén moviendo el árbol en busca de futbolistas que se quieran comprometer en el nuevo proyecto, con preferencia para los avilesinos, que en muchos casos volverían a vestir la blanquiazul.

La actividad en el club está centrada también en la estructura interna, con la anunciada presencia la próxima temporada de personas de la ciudad ligadas al fútbol que estarán en el día a día de la gestión bajo el paraguas económico del presidente, José María Tejero, que asegura a sus cargos de confianza que la próxima temporada podrá cumplir sus compromisos en tiempo y forma. Antes bueno será que liquide lo que el Avilés debe a su personal, que es bastante.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos