Real Avilés

Real Avilés | Punto de inflexión en el Avilés

Aspecto de la grada de Juan Ochoa el pasado domingo, con una asistencia paupérrima./MARIETA
Aspecto de la grada de Juan Ochoa el pasado domingo, con una asistencia paupérrima. / MARIETA

El club refuerza a Iván Palacios, da un toque de atención al equipo y promete fichajes | La derrota ante el San Martín provoca una reunión en la cúpula de la entidad para buscar un revulsivo en un equipo que sigue a la deriva

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La derrota del domingo en el Suárez Puerta ante el San Martín ha provocado la primera crisis, casi es un decir, en el seno del Real Avilés. Los propios malos resultados y una clasificación impropia en la que se bordea puestos de descenso, las palabras de Iván Palacios pidiendo la adopción de medidas drásticas, ha movido al gabinete de crisis blanquiazul en una convocatoria de urgencia. En la cita, el mismo presidente y máximo accionista, José María Tejero, y todos sus asesores (Ulpiano Cervero, Juanjo Prendes, José Luis Díaz 'Xiel', Alain Menéndez y José Ramón Cañedo), a reunirse con el técnico para marcar un punto de inflexión, un antes y un después.

Palacios, que llegó a decir que si él era el problema lo dejaba, no solo seguirá sino que está reforzado en el banquillo, tal como confirmó José María Tejero al término de la reunión de ayer lunes. El técnico señaló al final del partido a varios futbolistas por falta de actitud, no dio nombres, aunque uno de ellos ya se conocía y ha quedado confirmado: el onubense José Antonio Santos, a quien el club ya busca salida porque Palacios no cuenta con él y en esta tesitura se quiere ir.

Será el único sacrificado, de momento, si bien la plantilla ha recibido un toque de atención, porque el mismo Palacios entiende que «no estamos para pelear en la zona alta, pero tampoco el equipo es tan malo como para estar abajo. Incluso con las bajas que teníamos el domingo, tengo claro que el once del Real Avilés era mejor que el del San Martín. Por desgracia no se demostró en el campo, al margen de los errores graves que cometimos en sus goles».

Las opiniones vertidas en la sala de prensa por Iván Palacios sobre el rendimiento de determinados integrantes de la plantilla y la necesidad de dar un giro a la situación con la incorporación de auténticos refuerzos, fueron expresadas ayer por Palacios ante la superioridad del Avilés. La figura del entrenador sale reforzada y se apunta la promesa de fichar dos o tres futbolistas a expensas de que el club consiga la captación de inversiones extranjeras. Sin ese dinero difícilmente se podrá mejorar el equipo, pero según el presidente pero incluso sin que lleguen esas posibles inversiones, aún no concretadas con los grupos mexicanos que anunciaron hace unas semanas. La fórmula para mejorar, sin esos apoyos económicos, es la de cambiar cromos, dar alguna baja para fichar y no encarecer el proyecto. En caso de que Cañedo obre el milagro y lleguen a las cuentas de club los pesos mexicanos, la plantilla, en la que solo hay tres fichas de mayores de 23 años de las 16 permitidas, se vería reforzada en condiciones, aunque las aspiraciones del equipo se van reduciendo cada vez más.

El gabinete de crisis provocado por los malos resultados del equipo se hace extensivo al apartado institucional, con un desapego total de los aficionados. Sin que se conozcan los datos oficiales, el Real Avilés tiene menos de cien socios y la asistencia al Suárez Puerta es inferior a más de un equipo de categoría regional, no solo el Stadium. Ante el San Martín se contaron a mano 223 personas en un desolador aspecto de la grada de Juan Ochoa. Una situación muy difícil de revertir, por no decir imposible.

Más noticias

Fotos

Vídeos