Real Avilés

El pulso por la gestión del Avilés, más cerca de resolverse tras la vista oral en el juzgado

José María Tejero llega a los juzgados de Avilés acompañado por José Luis Díaz, Xiel, responsable deportivo del fútbol base./PATRICIA BREGÓN
José María Tejero llega a los juzgados de Avilés acompañado por José Luis Díaz, Xiel, responsable deportivo del fútbol base. / PATRICIA BREGÓN

El Juzgado número 3 escuchó las alegaciones de las partes y se espera que esta semana decida si devuelve el control del club a IQ cautelarmente

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El pulso judicial por la gestión del Real Avilés está muy cerca de resolverse, posiblemente a lo largo de esta misma semana. El Juzgado de Primera Instancia número 3 de Avilés celebró ayer la vista oral por la reclamación de una medida cautelar, solicitada por la empresa que hasta julio gestionó el club, Real Avilés GD SL, para recuperar el control de la entidad, ahora en manos de José María Tejero, presidente y máximo accionista del Real Avilés CF SAD.

En ausencia de la titular del Juzgado número 3, Virginia Fernández, la vista oral fue realizada ante el juez del número 7, Joaquín Colubi, quien escuchó las alegaciones de las dos partes, además de tomar declaración a los testigos aportados por el club. El Real Avilés CF SAD estuvo representado en la vista por el letrado José Manuel Álvarez, con Ignacio Avello como procurador, funciones que ejercían por parte de Real Avilés GD SL el abogado valenciano Santiago Nebot y el procurador Román Gutiérrez. Entre los asistentes, el propio presidente del club, José María Tejero.

Más noticias

Santiago Nebot argumentó para solicitar la medida cautelar que «supone un grave perjuicio para la empresa gestora al no poder gestionar un proyecto cuyo objetivo, según se hizo constar en el contrato, es el ascenso a la Liga de Fútbol Profesional. El daño económico y deportivo es muy importante, por eso entendemos procedente pedir esa medida que permita a mi representado recuperar la gestión del club, y poder tramitar las fichas de los futbolistas y técnicos de acuerdo al buen derecho que no se ha respetado».

Los gestores alegan un perjuicio deportivo y económico importante no cumplir el contrato

Sobre las razones esgrimidas por parte de la propiedad para la ruptura unilateral del contrato, Nebot dijo que «los supuestos impagos de la escuela no se conoce la cantidad, no están documentados. Los equipos pudieron competir, tenían medios para ello, y se pagaron viajes, arbitrajes y otros», recalcó el abogado que en su día defendió los intereses de la AFE. Finalmente calificó de «acusación gratuita y sin pruebas» de la filtración que se atribuye a los gestores del contrato a un medio de comunicación.

Recordó la imposibilidad de utilizar el Suárez Puerta desde el pasado 16 de agosto y que la voluntad de sus representados siempre fue «cumplir los compromisos y alcanzar un acuerdo con la propiedad». Sobre la no presentación del presupuesto con el correspondiente aval, alegó que «el presupuesto estaba afianzado» y recordó que «mi representada ha invertido desde su llegada al Real Avilés más de medio millón de euros».

Los incumplimientos

El representante legal del club, José Manuel Álvarez, expuso los argumentos para justificar la medida adoptada por Tejero de recuperar la gestión: «Los impagos en la escuela a partir del 31 de enero, la no presentación del presupuesto para la campaña en curso, ni el aval correspondiente del mismo, o la filtración a un medio de comunicación del contrato de gestión firmado en diciembre de 2016 y sujeto a una cláusula de confidencialidad».

Además de esos tres incumplimientos principales, Álvarez incidió en «la falta de respuesta por parte del grupo gestor a dos burofax, uno de abril y otro de agosto, ni a la demanda de rescisión de contrato presentada por el club. También se refirió al peligro que supone para el club una medida cautelar que entregue el proyecto deportivo a Real Avilés GD SL: «La caución de la demanda es de 10.000 euros y la mensualidad de la plantilla que tiene contratada es de 16.970 euros, por lo que en un supuesto caso de impagos por parte del grupo gestor la responsabilidad recaería sobre mi representada. La demandante es una SL con un fondo de 3.000 euros y adquirida por 1.000, por lo que no existe la certeza ni vemos un perjuicio en caso de no adoptarse la medida cautelar». Se refirió al aspecto deportivo destacando la buena marcha del Avilés, «está invicto y a un punto de la fase de ascenso, mientras a los gestores casi no les quedan jugadores», aludiendo a la marcha de los jóvenes madrileños Cristian Fernández y Javi Serrano, fichados por el Parla y el Móstoles, y a otras que se pueden producir estos días.

Tensa espera

En los próximos días, se espera que no vaya más allá de esta misma semana, el Juzgado número 3 comunique a las partes su resolución sobre la aplicación, o no, de la medida cautelar solicitada por los gestores para recuperar su proyecto en el Real Avilés, al menos de forma temporal y hasta que en un futuro procedimiento ordinario se vean las demandas interpuestas por las dos partes por incumplimientos del contrato de gestión.

En el caso de ser aceptada la cautelar, el siguiente paso sería saber lo que ocurre con los futbolistas contratados por la propiedad del club que están compitiendo, y lo que decidiese hacer IQ Finanzas con su proyecto en el Avilés. Si por el contrario la cautelar pedida es denegada, todo seguirá como a día de hoy a efectos deportivos, a la espera de la resolución de las demandas que están en marcha.

Las medidas cautelares no se pueden recurrir, aunque se puede pedir una aclaración que retrasaría la ejecución de la sentencia una semana.

Fotos

Vídeos