Real Avilés

«Hay que ser prudentes, pero el Real Avilés tiene que estar arriba»

Coutado pugna por un balón con Kike Fanjul, con Adama, Jaime Serrano y Alexis detrás el pasado domingo en El Candín./PARDO
Coutado pugna por un balón con Kike Fanjul, con Adama, Jaime Serrano y Alexis detrás el pasado domingo en El Candín. / PARDO

Pablo Coutado, uno de los jugadores más importantes del nuevo proyecto blanquiazul, analiza el inicio de liga

SANTY MENOR AVILÉS.

Con apenas diecinueve años, Pablo Coutado fue cedido al Nalón por el Real Oviedo B en la segunda vuelta de la temporada 2011-2012, la primera de Golplus como grupo gestor del Real Avilés. Hasta un embarrado campo de Villarea se desplazó el conjunto blanquiazul, consiguiendo el triunfo a base de garra y esfuerzo. En frente, de los once futbolistas del equipo de Olloniego destacó uno en particular: un centrocampista bajito pero de mucha calidad.

Curtido sobre el barro regresó a El Requexón, donde coincidió por primera vez con Iván Palacios. Con el turonés cuajó dos grandes temporadas dirigiendo el juego de su equipo y su talento no pasó desapercibido para la Cultural Leonesa, que se lo llevó para jugar en Segunda B. Coutado no se acabó de adaptar ni a León ni posteriormente a Torrelavega y Luanco. Es un futbolista que necesita confianza y llevaba tres años sin ella, por lo que cuando Palacios lo reclamó este verano para el Real Avilés el futbolista lo tuvo claro.

Más noticias

«Vine aquí por él. Coincidí con él en Oviedo, fue uno de mis mejores años y cuando me llamó no lo pensé dos veces», asegura el protagonista. En ese inicio de temporada, Coutado no sólo es el encargado de llevar la manija del equipo, sino que además porta el '10' en la espalda y también el brazalete de capitán. Es el encargado de lanzar todos los balones parados y suma dos tantos en cuatro partidos desde su puesto favorito: la mediapunta. «En el plano individual las cosas están saliendo bien, pero lo más importante y a lo que he venido aquí es a dejar al club lo más arriba posible». En ese sentido, el mediapunta admite que «hay que ser prudentes por la situación que hemos vivido, pero no cabe ninguna duda de que el Real Avilés tiene que estar arriba».

Coutado aún le da vueltas al partido del domingo, pues «aunque sabemos que jugar en El Candín es complicado, te pones 0-1, haces una muy buena primera media hora y te empatan en una jugada de estrategia y es duro. Pero bueno, no queda otra que asumir la derrota y pensar ya en el partido contra el Marino», precisamente exequipo del jugador blanquiazul. El mierense tiene «ganas de que llegue el partido» y de «conseguir los tres puntos», aunque sabe que «será un partido complicado porque nos enfrentamos posiblemente al favorito al título».

El futbolista está disfrutando del fútbol en un ambiente cada vez más apacible, después de un verano difícil. «La situación fue complicada, pero yo hablaba cada poco con Iván su gente y me decían que estuviese tranquilo que las cosas iban a salir bien. Así fue y sólo puedo darles las gracias a todos por la oportunidad de estar en un escenario que gusta a todo futbolista, con un buen estadio y una buena afición», explica.

El mierense se ejercitó ayer de forma regenerativa en el Suárez Puerta junto al resto de compañeros que jugaron el domingo, mientras que el resto lo hizo a mayor ritmo. Iván Palacios sigue a la espera del tránsfer de Thomas y tiene las bajas seguras para el domingo de Santa, Adrián, Domínguez y Expósito. La evolución de Carlinos marcará su participación o no.

Campaña de abonados

El Real Avilés inició ayer su campaña de abonados para la presente temporada con 32 altas, cinco de ellas nuevas. La tienda del club, situada en la grada de Juan Ochoa, abrirá de lunes a viernes de 17 a 20 horas, los sábados de 11 a 13 y los domingos una hora antes del comienzo del encuentro. Los precios son los mismos que los del curso pasado: adulto 120 euros, sub25 60, desempleados y jubilados 30, carné familiar 180, peñistas 10% de descuento y sub15 gratis.

Fotos

Vídeos