REAL AVILÉS

La propiedad del Real Avilés abre la puerta a IQ para comprar el club

Denis Colmenares, representante de IQ en Avilés. / MARIETA
Denis Colmenares, representante de IQ en Avilés. / MARIETA

El grupo gestor tiene en la mesa la posibilidad de adquirir la sociedad con la oferta inicial hecha en su día por Álvaro López

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

La propiedad del Real Avilés y el grupo gestor de IQ Finanzas se han sentado en una mesa de negociación para buscar una salida a la actual situación de parálisis que sufre el club por el impago de una deuda deportiva con la plantilla de la temporada 2015-16 que asciende a 32.600 euros. Sin que en las actuales condiciones se pueda llegar a un entendimiento en la responsabilidad de los pagos, en un giro inesperado de los acontecimientos se abre meses después la puerta de una posible compra del club por parte del grupo inversor mexicano.

La propuesta, no reconocida oficialmente, la habría planteado Julio Scheilch, apoderado y consejero delegado del Real Avilés CF SAD, en una reciente reunión -ayer se mantuvo una más- con la representante de IQ en Avilés, Denis Colmenares. De estos encuentros no ha surgido ningún acuerdo, aunque tampoco se ha roto la negociación. Los gestores quieren repartir la responsabilidad de los pagos pendientes, pagarés a la plantilla, los de la escuela de fútbol, los de la campaña 2015-16, y lo pendiente desde enero de la 2016-17, y el dinero de Kelme.

La intención de IQ Finanzas no se contempla en la propiedad porque «todos los contratos están firmados a nombre de Real Avilés GD», reitera el presidente del club, José María Tejero. En IQ no están por la labor de asumir todas las deudas que no sean de su gestión, y en ese pulso tan solo la demanda judicial de la propiedad, y la que plantea el grupo gestor, resolvería.

Un millón de euros a la firma del contrato y otro aplazado sería la cifra de la operación

En esta situación y con las posiciones enrocadas, lo que ambas partes entienden es que el perjuicio va a ser irreparable. Es entonces cuando puede entrar en juego la venta del Real Avilés por parte de José María Tejero a IQ Finanzas en las condiciones iniciales ofertadas en febrero por Álvaro López, un millón de euros en el momento de la firma del traspaso de los títulos, y uno más aplazado a cuatro años con la posibilidad de cobrarlo antes si el Avilés ascendiese a Segunda División.

Además, IQ Finanzas se hacía cargo de todas las deudas, entre ellas las institucionales previa negociación con el Ayuntamiento de la ciudad. López llegó a manifestar que «no podemos pagar todas las deudas que están llegando casi a diario si no tenemos la propiedad del club».

Tira y afloja

La propuesta fue rechazada desde el principio por José María Tejero, lo que desató las hostilidades en una lucha interna que está en plena ebullición. Álvaro López, quien ayer no respondió a los requerimientos de este periódico sobre su posición ante la posibilidad de comprar, llegó a elevar su oferta semanas más tarde de la inicial a un tercer millón de euros si el Avilés alcanzaba la Segunda División. Sin encontrar eco en la propiedad para afrontar la operación, el gestor de IQ Finanzas afirmó en marzo que retiraba la oferta de compra, limitándose a una gestión que no tiene ningún futuro.

Sin respuesta oficial en el grupo inversor sobre una compra del Real Avilés, lo que se supo ayer a través de la red social es que Álvaro López ha puesto en marcha una venta de acciones para el proyecto de fútbol de IQ Finanzas, con la administración del Real Avilés en España, el San Miguel de Allende y el Tepatitlán de Morelos, en México con un posible tercer club, y uno más en camino de Perú. El precio de la acción es de 55 dólares americanos o 10.000 pesos mexicanos.

Cañedo reclama 70.000

El litigio entre José Ramón Cañedo y Álvaro López seguirá por la vía civil. Así ha resuelto la magistrada Elena Fernández González, del Juzgado de Primera Instancia Nº 4 de Avilés. Es el primer movimiento judicial, tras la demanda presentada en mayo por Cañedo, en la que reclamaba a López cerca de 70.000 euros, por un contrato firmado como director ejecutivo para los cuatro próximos años desde la llegada de IQ Finanzas al Real Avilés.

Fotos

Vídeos