Real Avilés

El presidente del Real Avilés se reunirá mañana con los inversores mexicanos

Anuar y Javier Torres, ayer en Madrid antes de seguir viaje hasta Asturias. / J. R. C.

Los representantes del Grupo Ambiental están ya en Asturias y esperan la entrevista personal con José María Tejero para una posible colaboración

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

La posibilidad de que una vez más el Real Avilés encuentre la solución a sus penurias económicas se podrá desvelar a partir de los próximos días, cuando José María Tejero mantenga una reunión personal con los distintos grupos inversores que han mostrado interés por el club blanquiazul. El presidente ya tiene avanzadas conversaciones con dos grupos chinos y uno estadounidense, y esta semana, probablemente mañana jueves, conocerá a los representantes del Grupo Ambiental, una de las empresas inversoras mexicanas con las que ha intermediado José Ramón Cañedo.

Los hermanos Javier y Anuar Torres, encargados de llevar las negociaciones con el Real Avilés, llegaban anoche a Oviedo, donde les esperaba Cañedo, persona que tiene las consignas de la presidencia del club para contactar con posibles inversores. La reunión entre los enviados del grupo mexicano y Tejero tendrá lugar a partir de mañana ya que el presidente estará todo el día de hoy fuera de Avilés, por lo que los hermanos Torres tendrán tiempo de conocer la ciudad, las instalaciones en las que juega y entrena el equipo, Suárez Puerta y La Toba, y al propio equipo si se confirma su presencia en el entrenamiento.

Más noticias

Lo que no se conoce es el grado de interés del Grupo Ambiental, que tiene su sede en Tijuana, Baja California, y que cuenta con distintas vías de negocio. Tejero detalló las tres fórmulas de vinculación con el Avilés: compra del club, con dos millones de euros más uno de premio por ascenso a Segunda División; inversiones de capital riesgo con porcentajes a repartir en caso de beneficios de futuro, o aportación de futbolistas; o gestión integral del club, tanto deportiva como económica.

Además del grupo que ya está en Avilés para avanzar las conversaciones y buscar posibles acuerdos, otros dos del país azteca estarían encaminados, uno de ellos el club económico Mundo Financiero, con el que Cañedo anunció un principio de acuerdo que se perfilará a primeros de octubre. También hizo referencia, sin dar su nombre, a un tercer grupo que ya tiene inversiones en clubes de fútbol en México.

Con todos ellos se entrevistará el presidente del Real Avilés, abierto a cualquier posibilidad de las apuntadas. Pese a la situación del club en todos sus estamentos, «es una franquicia que interesa», afirma Tejero, que además de encargar a Cañedo la búsqueda de inversores con sus propios contactos, lleva en persona las conversaciones con otros tres grupos extranjeros, dos de China y uno de Chicago, a través de la empresa Club 9.

El presidente reconoce dos reuniones en Madrid con los dos inversores chinos, mientras con el grupo americano lleva meses en contacto. Uno de los responsables de Club 9 es Oscar Albuquerque, padre del jugador que estuvo varios meses probando en el Avilés la pasada campaña, para acabar haciendo ficha con el filial, acabar el campeonato en el Tineo y empezar este curso en L'Entregu.

Albuquerque estuvo vías atrás en Avilés, pero de momento sus actuaciones en el club blanquiazul se limitan a aportar futbolistas-estudiantes americanos al filial, como el Izsak Fierro, que el domingo pasado debutó con los dos goles del triunfo del Avilés B en El Reguerón de Narcea.

Fotos

Vídeos