Real Avilés

Real Avilés | «No pienso en la situación, sino en ganar el domingo»

Xiel toma notas en su libreta mientras su ayudante Manolo Fernández coloca unas setas./MARIETA
Xiel toma notas en su libreta mientras su ayudante Manolo Fernández coloca unas setas. / MARIETA

Xiel dirigió ayer su primer entrenamiento como técnico del Real Avilés tras la dimisión de Iván Palacios porque «se necesitaba un cambio»

SANTY MENORAVILÉS.

Quince años después, José Luis Díaz 'Xiel' volvió ayer a dirigir un entrenamiento del primer equipo el Real Avilés, al que ascendió a Segunda B en 2002. La dimisión irrevocable de Iván Palacios el martes precipitó los acontecimientos, de tal forma que el presidente del club, José María Tejero, ofreció el cargo a una persona de su total confianza como es el praviano. No en vano, antes de firmar a Pablo Lago hace dos temporadas, la primera intención del máximo accionista era contar con Xiel, que declinó la propuesta por motivos personales.

Esta vez, el veterano entrenador dio el 'sí' con el objetivo de «ayudar al equipo. Soy empleado del Real Avilés y si la directiva me pide que haga algo por el bien del club lo haré, como lo hice con el juvenil el año pasado en División de Honor y este en Liga Nacional». Aun así, Xiel no oculta que volver a entrenar al cuadro blanquiazul le hace ilusión, pues «aunque estaba en la escuela a mí me gusta entrenar, nunca he dejado de hacerlo entre una cosa y otra y me encuentro con mucha fuerza».

Más noticias

Como se esperaba y es habitual atendiendo a su metodología de trabajo, el primer ensayo blanquiazul con Xiel a los mandos fue intenso y de larga duración (más de dos horas), con charla incluida y muchos mensajes positivos. El preparador contará para la causa con un hombre de su plena confianza, Manolo Fernández. «Estuvo conmigo tres años en el Praviano, después estuvo uno él solo al frente del equipo y tenemos muy buen 'feeling'. Vemos el fútbol de la misma manera y somos amigos, por lo que su ayuda será muy importante. Además, es preparador físico», recuerda. Completará el cuerpo técnico el preparador de porteros Olmo Maroto, que continuará en el club tras arribar con Iván Palacios a expensas de que tramiten su ficha. Por este motivo no entró ayer al terreno de juego.

En sus primeras palabras como entrenador del Real Avilés, Xiel reconoció que «me sorprendió la dimisión de Iván después de la reunión que tuvimos todos el lunes, que acabamos a las once de la noche, pero a estas alturas pocas cosas me sorprenden en el fútbol. Él creyó que era lo más oportuno y yo estoy aquí para ayudar». Una ayuda a la que no le falta ambición. «Todos me conocen y yo no engaño a nadie. Sólo me preocupa ganar el domingo y pese a la situación y a las bajas, lo intentaré de todas las maneras. Soy muy competitivo», explica el experimentado técnico.

El praviano tiene claro que «coger ahora al equipo es una patata caliente, pero no me asustan este tipo de retos. Como digo me gusta entrenar y con tres o cuatro fichajes este equipo puede tirar para arriba. La directiva está en ello y yo confío en su palabra». Y es que Xiel no es ajeno a que «las bajas están condicionando mucho este comienzo de liga. Al final la falta de gente influye en la calidad de los entrenamientos y, cuando sabe que va a jugar seguro, la gente se tiende a relajar un poco».

Por su parte, Iván Palacios acudió al entrenamiento a despedirse de la plantilla y explicó los motivos de su dimisión, que se gestó en la noche del lunes. «Es cierto que me ratificaron esa misma tarde, pero el viaje de hora y cuarto a Tapia hace que la cabeza dé muchas vueltas. Lo pensé de noche y el martes por la mañana tomé la decisión y hablé con el presidente. Lo mejor para el equipo era mi salida», asegura.

El turonés cree que «el equipo estaba entrenando bien y, aunque fichamos menos de lo que yo pensaba en verano y hacen falta refuerzos, creo que hay plantilla para tener más puntos. Pero la realidad es que llevamos ganado un partido de diez y hace falta un revulsivo». Palacios seguirá ligado al club, aunque en otras funciones que todavía no se han desvelado. Junto al técnico también deja el equipo el preparador Dani Acebal.

Palacios está invitado hoy, en lo que sería su último acto al lado del primer equipo esta temporada si acepta la oferta, a la ofrenda floral que realizará el equipo a la Virgen de La Luz en la Ermita a las 13 horas, y posteriormente a la comida de equipo que tendrá lugar en el restaurante La Cantina de Villalegre. Como siempre, la misa será auspiciada por el capellán del club, Alfonso Abel Vázquez.

Fotos

Vídeos