Real Avilés

La peor primera vuelta del Real Avilés

Chus Fernández./HUGO ÁLVAREZ
Chus Fernández. / HUGO ÁLVAREZ

De aspirar al campeonato el equipo blanquiazul, que llegó a ser penúltimo, pelea por la permanencia | Dos entrenadores, Iván Palacios y Xiel, y treinta jugadores utilizados en un escabroso primer tramo de la temporada

NACHO GUTIÉRREZAVILÉS.

El Real Avilés culminó el pasado domingo en Grado la peor primera vuelta que se recuerda en la historia reciente, en la que todas las noticias han sido negativas tanto a nivel deportivo como en las altas esferas, con los impagos a la plantilla y un abandono social que ha dejado desierto el Suárez Puerta. Y es que de aspirar al campeonato y al ascenso en las dos campañas anteriores, en la actual eso es una quimera para un equipo que ha llegado a estar en posiciones de descenso.

La victoria conseguida en Grado ha permitido respirar al equipo blanquiazul, que termina la primera vuelta en decimotercera posición con 20 puntos, solo cuatro por encima de la zona roja, en la que estuvo hasta en tres ocasiones. El Avilés llegó a ser el penúltimo tras perder en Llanes en la undécima jornada, y fue antepenúltimo en la decimoquinta con la derrota ante el Oviedo B y tras ser vapuleado por el Covadonga con la derrota más abultada del equipo avilesino en Tercera División.

El Avilés ha podido ganar cinco partidos, cuatro en casa y uno a domicilio. Es el quinto equipo que menos puerta ve con 18 goles y el sexto que más recibe con 30, registros impropios para el club decano del fútbol en Asturias. Una situación a la que se ha llegado tras el regreso del máximo accionista a la gestión en pleno mes de agosto tras apartar al grupo mexicano IQ Finanzas.

Con un equipo a medio hacer bajo los auspicios de Iván Palacios, el Avilés sorprendió en el arranque liguero con dos empates y un triunfo, una racha que no tuvo continuidad. Tras siete jornadas sin ganar, la derrota ante el San Martín (1-3) en la décima jornada dio paso al relevo en el banquillo, en el que José Luis Díaz Xiel relevó a Palacios.

Aunque el técnico praviano es un experto en hacer equipos competitivos, le está costando sacar al Avilés de la zona de peligro. Los impagos prolongados han sido una dificultad añadida, además de las bajas continuas por lesiones. En partidos como el disputado en Grado el equipo jugó con el mínimo reglamentario, siete futbolistas del primer equipo en el campo.

Y es que a pesar de que el Avilés ha batido muchos registros, como el número de jugadores utilizados en una primera vuelta, hasta treinta, la plantilla se ha ido reduciendo hasta la docena actual cuando llegaron a ser 19 las fichas ocupadas. Futbolistas como Ángel Lavado, Alexis o Santos se fueron muy pronto, y otros tres decidieron irse por los impagos, Vázquez, Fonso y Adama, a los que se pudieron unir algunos más de no mediar el pago, aún sin confirmar, de una de las tres mensualidades pendientes, y la promesa de una inminente solución.

La cantera, pese a sus propias limitaciones de efectivos, ha sido la tabla de salvación para el Avilés, en el que las actuales circunstancias permiten ver a futbolistas jóvenes como hacía tiempo no sucedía. Del filial han participado cuatro jugadores, dos de ellos con galones, Santa y Marcos. Siete han sido los juveniles con presencia en el campo, aunque alguno de forma testimonial, y cinco los que fueron convocados sin llegar a jugar.

De los treinta futbolistas utilizados por el Avilés en la primera vuelta ninguno ha completado el cupo de minutos pero Chus Fernández jugó los 19 partidos. Luis Nuño es el máximo goleador, nueve dianas, de un equipo en el que solo han marcado cinco jugadores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos