Real Avilés

Real Avilés | «Lo que pasó en Miranda fue bochornoso»

Blas García charla con un miembro de seguridad, que le impidió dirigir el entrenamiento./ PATRICIA BREGÓN
Blas García charla con un miembro de seguridad, que le impidió dirigir el entrenamiento. / PATRICIA BREGÓN

La concejala de Deportes Ana Hevia anuncia que «ni el Avilés ni su gestora podrán entrenar en Santo Domingo hasta que lleguen a un acuerdo»

AVILÉS.

Nuevo capítulo en el serial del Real Avilés. La concejala de Deportes del Ayuntamiento, Ana Hevia, aseguraba ayer a este periódico que desde el consistorio han tomado la decisión de que «ni el Real Avilés ni su gestora -Real Avilés Gestión Deportiva- utilicen la instalación municipal de Santo Domingo para realizar sus entrenamientos hasta nuevo aviso». Todo ello al concluir que «el episodio que se vivió el viernes en Miranda, del que tuvimos constancia a posteriori, fue bochornoso y nunca tenía que haber sucedido. Por tanto, hasta que no lleguen a un acuerdo entre ambas partes no podrán entrenar allí porque sería malo para todos».

Hevia lamenta que «hechos como el del viernes no hacen más que dañar la imagen del club y de la ciudad, afectando a mucha gente». Cuestionada sobre la decisión tomada por el Consejo de Administración del Real Avilés de colocar en los accesos de Santo Domingo a dos miembros de la seguridad privada para impedir el paso a terceros, la edil reconoció que «en una instalación municipal no se puede utilizar seguridad privada para impedir el paso. El procedimiento a seguir es llamar a la Policía Nacional, y a partir de ahí la Fundación Deportiva recibe el aviso, como ocurrió posteriormente».

Más noticias

La avilesina espera que esta confrontación entre el Real Avilés y su gestora concluya pronto positivamente, pues la mediación del Ayuntamiento llegaría «cuando se arreglen primero entre ambas partes. Nosotros estamos dispuestos a hablar con todo el mundo». En ese sentido, las peñas del Real Avilés han solicitado una reunión en el consistorio para esta semana, en principio el miércoles, aunque todavía no se conoce la hora.

Mientras que el primer equipo blanquiazul se ejercitó finalmente ayer por la mañana en el Suárez Puerta sin avisar a los medios de comunicación para evitar un problema como el del viernes, por la tarde, José María Tejero envió un extenso comunicado de prensa reiterando su postura y replicando las declaraciones vertidas en los últimos días por Álvaro López, José Luis Tamargo y Blas García.

Así, el máximo accionista del Real Avilés sostiene que «es lamentable que después de haberse publicado el contrato de gestión (que no alquiler) se siga especulando con su contenido. Es un contrato de gestión y así como se contrata a una persona física como gerente de un club, en este caso ha sido una persona jurídica, perfectamente recogido en nuestro régimen jurídico». De esta manera, «a los gerentes o gestores se les despide de dos maneras: por incumplimiento, como es el caso, o porque le interesa a la empresa. Luego, el interesado, persona física o jurídica, podrá exigir lo que estime oportuno en los tribunales».

Incumplimientos

Tejero reitera que «los variados incumplimientos por la sociedad gestora son muchos y perfectamente conocidos con la lectura del contrato, así como su rescisión con un burofax tal como acordaron las partes el día de la firma. No sería bueno pensar que la gestora Real Avilés GD lo firmó para no cumplirlo, aunque no nos sorprendería, pues se permitió el lujo de saltarse la cláusula de confidencialidad haciéndola pública. Sería necesario que se explicara de una vez para que el público tenga claro que quien ha incumplido y asumido por sí misma los incumplimientos es Real Avilés GD, SL».

Por otro lado, Tejero deja claro que, «como se atestiguará con su ficha federativa, el entrenador del Real Avilés CF es Iván Palacios. Blas García, a quien respeto y del que no tengo nada que decir, tendrá contrato con otra entidad pero no con el Real Avilés CF y él sabrá con qué club tiene la ficha. En lo referente a Álvaro López, el presidente blanquiazul explica que «mantengo mi agradecimiento por su labor, lamentando que no haya cumplido lo que su representante ha firmado y decirle que la presión mediática sirve de poco y a veces se vuelve en contra . Asimismo, recordarle que en nuestro país tenemos una excelente justicia que trabaja muy bien que yo la respeto por encima de todo pero no admito la condena sin ser juzgado. Álvaro, la justicia española también está a su servicio, utilícela y deje en paz las redes sociales, donde terminará embarrándose».

Como cierre al comunicado, José María Tejero se refirió a José Luis Tamargo, que «no pinta nada en el Real Avilés CF y deseo que deje de emplear al Real Avilés CF para sus gestiones. Él sabe con quién tiene contrato , por supuesto no con el Real Avilés CF». Con todo, Tejero espera que «quede muy claro que el Real Avilés CF ha asumido la gestión total de la entidad por los reiterados incumplimientos de la sociedad gestora».

Desde Real Avilés GD mantienen que aunque la cláusula décimo séptima del contrato de gestión, que reza «el incumplimiento de lo aquí acordado dará lugar a la resolución del presente contrato, produciéndose de forma instantánea desde la fecha de la notificación del burofax del reseñado incumplimiento», un contrato «no se puede resolver unilateralmente. Por nuestra parte ha habido el incumplimiento del pago total de la escuela, pero por parte de la propiedad también ha habido otros. Si el contrato se puede resolver unilateralmente, ¿por qué Tejero presentó una demanda que todavía sigue su curso. Sus argumentos se caen solos».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos