«Este es un partido para guerreros»

Los futbolistas del Avilés en un momento de la sesión de ayer.
/PATRICIA BREGÓN
Los futbolistas del Avilés en un momento de la sesión de ayer. / PATRICIA BREGÓN

Xiel reconoce que el de mañana es «una final» para el Avilés y pide a sus jugadores compromiso y carácter en Valdesoto

NACHO GUTIÉRREZ AVILÉS.

Hasta ahora siempre había huido de la palabra final para definir los partidos que estaba afrontando su equipo. Pero el de Valdesoto de mañana tiene ese calificativo para el entrenador del Real Avilés. «Hoy tengo que daros la razón, el partido es una final, este es el partido que tenemos que ganar», recalca José Luis Díaz, Xiel. Ganar dará al equipo el aire que necesita para seguir respirando y albergar posibilidades reales de permanencia, y ese carácter de final se define porque la derrota puede ser el golpe definitivo.

El técnico no contempla la posibilidad de perder: «No quiero, ni debo, pensar en eso, solo en que tenemos que ganar porque si lo hacemos el horizonte se va a despejar para nosotros. Los contrarios también tienen sus partidos difíciles y con el triunfo en Valdesoto nos ponemos en 27 puntos. Sería muy importante de cara a recibir después al Langreo», añade Xiel.

Ante un partido de la trascendencia que tiene el Valdesoto-Avilés, en un campo pequeño que acusará los efectos del nuevo temporal, Xiel ha pedido a sus jugadores que se pongan «el mono de trabajo. Lo hemos hablado mucho estos días, tenemos que ser once guerreros en un campo que lo va a exigir». La presión es otro factor a considerar: «También lo hemos hablado, la gente tiene que ser consciente de lo que nos jugamos el domingo. Tenemos que ir a darlo todo, da igual que no juegues bonito, es un partido para arrear con los contrarios, ganar los duelos en las disputas, los despejes y los remates. Sabemos lo que el equipo va a necesitar y espero que podamos hacerlo porque hay que ganar este partido».

Xiel apela a la reacción que vio en el Avilés cuando él se hizo cargo de dirigirlo: «Hace una vuelta, después de perder en Llanes, el equipo logró sumar trece puntos en este tramo del calendario y casi no teníamos jugadores y peor equipo. Ahora hay más para escoger, aunque nos están mermando las lesiones, y estamos capacitados para salir adelante». El entrenador blanquiazul insiste en que el Avilés está a tiempo de salvarse, aunque casi todo pasa por ganar mañana en Villarea: «Está en nuestras manos poder conseguirlo, el domingo hay que ir a dar la cara, meter 'pata' y darlo todo por el grupo. Sabemos que hay que ganar y lo vamos a conseguir».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos