Pablo Coutado estará dos o tres semanas de baja y Adama se probará en la sesión de hoy

N. G. AVILÉS.

El capitán del Real Avilés, Pablo Coutado, estará menos tiempo de baja del que se presumía tras lesionarse el domingo en Langreo. La ecografía que le fue practicada detectó una rotura muscular en el gemelo de su pierna derecha más pequeña de lo que el propio jugador temía y que se ha quedado en centímetro y medio. Eso supone que Coutado se perderá dos o tres partidos, según lo que tarde en cicatrizar la rotura.

El jugador se mostraba ciertamente aliviado: «Me había puesto en lo peor y que sea una rotura pequeña es una buena noticia dentro de lo malo que es lesionarse». Serán los primeros que se perderá el jugador de mayor calidad a la hora de mover la pelota cerca del área rival, por lo que la suya es una ausencia de peso en los esquemas del equipo.

Xiel lo sabe y una vez asumida su pérdida en los partidos inmediatos se felicitaba por la menor gravedad de la dolencia, mientras echa un ojo a la posibilidad de recuperar a uno de los jugadores que llevan semanas fuera. Se trata de Adama Touré, quien tras cumplir tres jornadas de sanción se ha perdido otros tantos compromisos por una contractura en el aductor. «Lo vamos a probar en el entrenamiento, veremos si responde para disponible».

Falta le hará a Xiel, que ayer dirigió la sesión bajo mínimos, una decena de jugadores del primer equipo, además de Santa y Marcos, del filial, y el juvenil Barra. El resto de canteranos tiene las mañanas ocupadas con los estudios y para el domingo Xiel tendrá que completar la convocatoria con juveniles, ya que el regional tiene partido ese día.

Fotos

Vídeos