El Comercio
Real Avilés

El Real Avilés no paga su deuda deportiva y se paralizan sus derechos federativos

  • Ni la propiedad del club ni el grupo gestor se hacen cargo los 32.500 euros adeudados a los jugadores

Desde las 12 horas de este lunes el Real Avilés está paralizado federativamente tras no abonar los 32.500 euros que el club adeuda a catorce jugadores de la temporada 2015-2016. La Comisión Mixta de Tercera División, en la que está la AFE, el sindicato de futbolistas españoles que ha recogido las denuncias de los futbolistas, dio de plazo al Avilés para hacer efectiva o avalar esa cantidad hasta hoy lunes 3 de julio a las 12 horas. Como se suponía por las declaraciones realizadas por José María Tejero y Álvaro López, presidente y gestor de IQ respectivamente, el pago no se ha tramitado en tiempo y forma, por lo que se suspenden los derechos federativos del Avilés.

Esta decisión supone la imposibilidad de tramitar las fichas a los futbolistas, trámite que los clubes ya pueden realizar, aunque el paso se podría hacer a lo largo de julio y parte de agosto, tres días antes del primer partido de competición oficial de la temporada 2017-18. Eso mismo fue lo que sucedió en 2011, cuando Golplus tuvo que pagar a primeros de agosto cinco meses de deuda de Tejero con el jugador Juan Carlos Serrano, ya que de lo contrario el Avilés no habría podido comparecer en regla al primer partido de la campaña 2011-12, de Copa Federación ante el Universidad de Oviedo

El problema de prolongar esta situación en el momento actual es que la vida del club se paraliza tanto a nivel organizativo como la confección de la plantilla, con los futbolistas ya contratados, y los que están en camino, sumidos en la duda de saber qué pasará con el Real Avilés.

Tejero ha pedido a IQ Finanzas que abandone la gestión y que el propio presidente se haría cargo de las deudas y de poner en marcha el nuevo proyecto, que de momento lidera el grupo mexicano.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate