El Comercio
Real Avilés
Sergio Ríos celebra con sus compañeros el gol que marcó en el Suárez Puerta frente al Tineo.
Sergio Ríos celebra con sus compañeros el gol que marcó en el Suárez Puerta frente al Tineo. / MARIETA

«Lo que quiero es jugar, no puedo permitirme otro año casi en blanco»

  • Sergio Ríos espera que su papel en el Avilés cambie respecto a la temporada pasada y desea quedarse, pero si no es así buscará minutos en otro equipo

El cambio de escenario en la delantera del Real Avilés que gestiona IQ Finanzas tras la renuncia de Fassani a fichar por su deseo expreso de jugar en Segunda B, y el descarte por razones técnicas del ariete del Marino, Jairo Cárcaba, ha modificado el rol de los dos atacantes que tienen contrato en vigor en la plantilla, Álex García y Sergio Ríos, a quienes los técnicos apuntan como los dos 'nueves' del equipo. El castrillonense no se va a mover de donde está porque le llega su oportunidad de jugar donde más le gusta, en punta, puesto que apenas ha probado como blanquiazul. El avilesino, en su segundo año senior, no se plantea repetir un papel residual y por encima de todo quiere estar en el campo el mayor tiempo posible.

El chaval, que trata de mantenerse al margen de los movimientos que se producen en las altas esferas: «Lo que que quiero por encima de todo es jugar, no puedo pasarme otro año sin apenas participar. Si es en el Avilés, mejor, pero si no tengo sitio buscaré los minutos que necesito en otro equipo, eso lo tengo claro» y así se lo ha dicho a José Luis Tamargo en una conversación reciente. El director deportivo entiende la posición de Sergio y le daría libertad para decidir, pero en los últimos días el valor del avilesino, que tiene dos años más de contrato, ha subido porque sus condiciones le convierten en un diamante al que el Avilés no debería dejar escapar. Además de lo que se le ha visto en esta plaza, el interés que llega desde el exterior por Sergio Ríos es un indicativo de lo que se espera del espigado atacante.

Sergio Ríos es hoy por hoy una de las promesas del fútbol asturiano y los técnicos del Real Avilés ya no se plantean la cesión del delantero. De estar en su mano salir en busca de los minutos que necesita para no estancar su progresión tras un año casi con muy poca participación en el equipo blanquiazul, al jugador formado en la cantera del Club Deportivo Quirinal se lo rifan.

La práctica totalidad de clubes de Tercera División, desde el Langreo a L'Entregu, le han ofrecido la titularidad y mejores condiciones económicas de las que tiene en la entidad realavilesina. Pero no solo eso, ojeadores de clubes de superior categoría, además del Sporting de Gijón y el Real Oviedo, manejan informes muy favorables de Sergio, al que ya seguían en su último año de juvenil en el Quirinal, y al que han visto en algunos de los partidos en los que tuvo minutos, casi siempre menos de un cuarto de hora.

La noticia publicada por este periódico la semana pasada en la que nos hacíamos eco de la casi segura cesión de Sergio al Condal y con la que estaban de acuerdo tanto el club blanquiazul como el propio jugador, despertó la incredulidad de muchos técnicos y un gran malestar entre la afición avilesina. Pero la situación ha dado un giro de 180 grados y ahora no parece probable que el delantero salga cedido. Y ello por dos motivos: la negativa de Fassani a fichar por el Avilés para dar el salto a Segunda B desde el Condal, y el inusitado interés que ha despertado un futbolista por el que muchos suspiran, entre ellos Hernán Pérez.

El técnico del Langreo ya lo quiso la pasada campaña y ha vuelto a insistir en un intento nulo, por razones obvias. Pero no es el único y clubes de perfil más modesto echarían el resto, aunque el Condal de Noreña ha sido desde el primer momento el mejor colocado para una cesión que a día de hoy ya parece descartada. Ríos, Álex García y Luis Nuño, del Langreo, serían las tres apuestas para el gol en el Avilés de la próxima temporada.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate