El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

El Real Avilés acusa su incertidumbre y se queda sin el meta Adrián Torre

Adrián Torre, atento a un remate picado de Jorge Rodríguez la temporada pasada.
Adrián Torre, atento a un remate picado de Jorge Rodríguez la temporada pasada. / MARIETA
  • Primer revés para la retrasada planificación deportiva del conjunto blanquiazul, que reconoce «problemas» para firmar jugadores

El Real Avilés ha sufrido su primer revés directo en lo que a la planificación deportiva para la próxima temporada se refiere. Uno de los futbolistas que estaba siguiendo José Luis Tamargo, el guardameta del Langreo Adrián Torre, dijo finalmente 'sí' a la oferta de renovación azulgrana. Y es que, como reconoce el gestor realavilesino, Álvaro López, «estamos teniendo problemas para fichar jugadores, porque con la demanda algunos no se atreven a dar el paso. Lo que está pasando está haciendo mucho daño a la institución y también a nuestra empresa -IQ Finanzas-».

De la misma manera, ya se ha visto públicamente a Oli, nuevo entrenador del Marino, reunirse con el todavía delantero marinista Jairo Cárcaba, otro de los futuribles del Real Avilés después de su gran temporada en Miramar. En ese sentido, aunque Álvaro López haya decidido dar un paso al frente ante la más que posible demora del proceso judicial tras la demanda presentada por José María Tejero por «incumplimiento» en el contrato de gestión del club, los futbolistas no ven claro todavía el proyecto del cuadro blanquiazul, pues a la primera plantilla aún se le debe el último mes de la presente temporada y los pagarés de los que nadie se quiere hacer cargo pendientes de antes de la llegada de IQ Finanzas.

El pago, en curso

Álvaro López aseguró ayer a este periódico que el pago del último mes de esta temporada «ya se ha realizado», si bien «por las leyes financieras de España, que son complejas cuando el dinero proviene del extranjero, provocan que no llegue al banco hasta uno o dos días después». De esta forma, los jugadores blanquiazules cobrarán sus emolumentos mañana o pasado.

Este hecho podría acelerar las renovaciones de Pablo Suárez, Marcos Torres, Diego Nuño y Dudi, los cuatro futbolistas de los que terminan contrato con los que cuentan José Luis Tamargo y Blas García para la próxima temporada, mientras que este último continúa a la espera de que su incorporación como entrenador se haga oficial.

Otro de los temas que están encima de la mesa es la denuncia de Cristian y Jorge Sáez a Real Avilés Nueva Gestión por los pagarés sin fondos emitidos por el club hace dos temporadas. Aunque IQ Finanzas todavía no estaba al frente de la gestión de la entidad, el juez ha decretado que es Real Avilés Nueva Gestión la empresa que deberá hacerse cargo de la deuda, algo que ha pillado por sorpresa a un Álvaro López que, como representante de IQ Finanzas, asegura que el grupo inversor se siente «engañado». Por ello, desde la compañía se apelará la decisión.

Pese a todo, el dirigente chileno no tira la toalla. «Los grupos que anteriormente han llevado la gestión del club se han ido antes de tiempo y han salido mal, pero nosotros no queremos eso. Nosotros no nos callamos las cosas y es por ello que están diciendo barbaridades. Todo el mundo sabe cómo funcionan las cosas en el Real Avilés, pero nosotros no nos vamos a rendir», explica.

Regresando a lo deportivo, el aspecto positivo de la renovación de Adrián Torre con el Langreo es que la portería es una de las posiciones que ya están cubiertas, al menos por contrato, en el equipo. Esteve Peña tiene firmadas dos temporadas más y la situación de Lucas Anacker está en estudio. Sin embargo, el resto de jugadores pretendidos por el club que ya han salido a la luz pública sí ocupan posiciones que el Real Avilés debe reforzar antes del inicio de la competición.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate