El Comercio
Real Avilés

El Miranda se juega el ascenso ante el Castros en Santo Domingo

  • El empate (3-3) en el partido de ida permite a los avilesinos afrontar el reto con la confianza de volver a Primera Regional

El campo de Santo Domingo en Miranda espera vivir al filo de las ocho de la tarde la fiesta del acenso del equipo rojillo a Primera Regional. Para ello tendrá que superar al Castros de Coaña, al que recibe desde las seis en el partido de vuelta de la eliminatoria de ascenso. El 3-3 registrado en el choque de ida le permite al Miranda pasar con la victoria o el empate con menos goles.

El entrenador local, José Antonio Sánchez, tiene a toda su plantilla a disposición, los 21 futbolistas, que han trabajado a lo largo de la semana con el único objetivo de ganar el partido y evitar en lo posible el sufrimiento de un marcador adverso: «Saldremos a por el triunfo porque es lo que sabemos hacer. Es cierto que nos vale el empate sin goles, a uno o a dos para ascender, pero queremos resolver la eliminatoria ganando». El técnico avilesino espera repetir el ascenso que protagonizó con el Miranda, entonces directo, en esta su segunda etapa en Santo Domingo: «Ojalá podamos celebrarlo, pero el partido va a ser muy complicado e igualado, como sucedió en la ida y también en Liga».

En la temporada regular el Miranda ganó 2-3 en Coaña y empató sin goles en Santo Domingo. Y el pasado domingo, con medio millar de aficionados y una tarde de tormenta, el equipo avilesino pudo dejar la eliminatoria encarrilada cuando en la última jugada el Castros empató. Los goles de Prado, Ruiz y Kiko son los que inclinan en principio el ascenso de lado mirandino, aunque se opta por la prudencia: «El partido es a cara o cruz para los dos y puede pasar cualquier cosa, aunque apuesto por mi equipo», subraya José Antonio en la víspera del encuentro más importante de una temporada que debería estar ventilada. El técnico aún recuerda el descalabro inexplicable del Miranda en Pillarno a dos jornadas del final del campeonato: «A día de hoy no sabemos lo que nos pudo pasar ese día para pasar de 2-0 al descanso a perder 3-2 y fastidiar el ascenso directo».

El ambiente para el partido de hoy está asegurado con la presencia de la afición mirandina al completo y una nutrida presencia de seguidores del Castros que apoyará a su equipo en Santo Domingo. El precio de las localidades es de 5 euros para el público y los socios no pagan.

Eloy Vega, presidente estos últimos años de un club añejo, fundado en 1949, espera vivir una fiesta del ascenso: «Si la hay, que espero que sí, será modesta porque los recursos son pocos, pero muy alegre». Confía en vivir una tarde emocionante y sin incidentes, que tenga el premio final del retorno a Primera Regional un año después de perder la categoría. Si el Miranda logra el objetivo, la comarca avilesina tendrá once representantes porque el Muros Balompié, descendido de Regional Preferente, se ha unido a los nueve que acabaron la campaña si ascensos ni descensos: Llaranes, Valsa, Avilés Stadium, Avilés B, Bosco, Hispano de Castrillón, Podes, Gozón y Arenesco.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate