El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

Real Avilés | «Para la próxima temporada hemos decidido intentar controlar la escuela»

Álvaro López, durante una de sus múltiples visitas a Avilés.
Álvaro López, durante una de sus múltiples visitas a Avilés. / MARIETA
  • Álvaro López asegura que está ideando un proyecto para hacerse cargo completamente de las categorías inferiores del Real Avilés

IQ Finanzas, grupo gestor del Real Avilés, continúa trazando las primeras líneas de acción de cara a la próxima temporada, una vez confirmada su continuidad en el club, la cual tiene firmada por la próxima y dos campañas más, si bien los contratos se pueden rescindir antes de su conclusión. Dos decisiones seguras son los puestos de director deportivo y entrenador, cargos que ocuparán José Luis Tamargo y Blas García, apuesta del primero para el banquillo.

Mientras que la composición de la directiva todavía no está definida al cien por cien, Álvaro López reconoció ayer a este periódico que «para la próxima temporada intentaremos hacernos cargo de la escuela. Estamos estudiando la manera de poner orden y de llevar a cabo un proyecto conjunto y coherente en todo el club». Cabe recordar que durante el curso que todavía no ha finalizado, los gestores reconocieron públicamente la intención de nombrar a Raúl González como director de La Toba, algo que finalmente no se llevó a cabo al tener contrato en vigor José Luis Díaz 'Xiel', quien ocupa el cargo en la actualidad.

El propio Xiel, como no puede ser de otra manera por su responsabilidad, con la ayuda de Ulpiano Cervero, presidente del Atlético Avilés, han sido los principales encargados de llevar las riendas de las categorías inferiores del club, consiguiendo como éxitos más importantes los retornos de los equipos infantil y cadete a Primera División, y en el plano negativo el descenso del primer juvenil a Liga Nacional en la última jornada.

Sin embargo, la conexión entre los trabajadores que se encontraban en el club antes de la llegada de IQ Finanzas y los que llegaron después de la mano del grupo inversor mexicano, nunca ha sido fluida, hasta el punto de que el club ha llegado a dividir las redes sociales entre Real Avilés y Real Avilés Gestión Deportiva, desvinculando al primer equipo de la escuela, algo que en el contrato no estaba estipulado. De esa división provienen los impagos de IQ en la escuela y de esos impagos la solicitud de rescisión de contrato por parte de José María Tejero y la demanda por incumplimento de contrato que está redactada pero todavía no presentada.

Todos estos problemas se podrían solucionar si IQ Finanzas se plantea verdaderamente tomar el mando de la escuela, abonar las deudas, revisar contratos, negociar roles y apostar por gente de su confianza. Eso es lo que pasa ahora por la cabeza de Álvaro López.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate