El Comercio
Real Avilés
Blas García, delante de Seger en un entrenamiento de esta temporada en el Suárez Puerta.
Blas García, delante de Seger en un entrenamiento de esta temporada en el Suárez Puerta. / MARIETA

REAL AVILÉS

Blas García es el técnico elegido para entrenar al Real Avilés

  • Tamargo apuesta por el experimentado técnico sotobarquense, que había firmado por una campaña más cuando llegó junto a Parreño

Blas García (Soto del Barco, 1962) es el técnico elegido por José Luis Tamargo para dirigir al Real Avilés la próxima temporada. El hasta ahora segundo entrenador de Paco Parreño, que a su llegada firmó un contrato por una campaña más, tiene desde ayer a última hora de la tarde encima de la mesa la propuesta blanquiazul, a la cual responderá casi con total seguridad afirmativamente hoy.

Aunque habían sonado nombres como los de Josu Uribe o incluso Iván Palacios, Tamargo, tras exponer su idea a Álvaro López y Dennis Colmenares, se ha decantado por el experimentado entrenador sotobarquense, que cuenta con una dilatada trayectoria como futbolista profesional y como técnico en Tercera División en equipos como Hispano, Cudillero, Mosconia y Marino, con el que jugó el 'play off' de ascenso a Segunda B hace dos campañas.

Blas cuenta en estos momentos con once jugadores en plantilla y a partir de ahora podrá cotejar con Tamargo los pasos a seguir en el mercado, pues su conocimiento de futbolistas susceptibles de firmar por el Real Avilés es también muy amplio. Desde el club se asegura que el proyecto de la próxima temporada será mejor que el de la presente, pese a que el presupuesto sufrirá una reducción ya anunciada hace semanas por Álvaro López.

Reducción de presupuesto

El dirigente chileno reconoció ayer que desde diciembre se ha gastado en el Real Avilés «más de 400.000 euros», una cifra que estará la próxima campaña, para todo el club, «entre los 200.000 y los 250.000. Esto no quita que vayamos a firmar jugadores de calidad, pero tenemos que ajustar los gastos teniendo en cuenta los bajos ingresos que tiene el club». En ese sentido, los mayores recortes irán dirigidos al personal, pues «la mayoría de clubes de esta categoría tienen tres o cuatro trabajadores, en el Avilés ha llegado a haber hasta doce».

Cuestionado por la libertad de maniobra que espera para la próxima temporada, tras la guerra abierta iniciada contra Tejero de forma pública, Álvaro López matiza que «nosotros no empezamos nada. Yo no sé lo que planea Tejero para la próxima temporada, nosotros lo único que hemos hecho es pagar e intentar trabajar, aunque muchas veces no nos han dejado».

Ante la pregunta de por qué sigue IQ Finanzas en el Real Avilés, algo que mucha gente no alcanza a entender por el clima que se vivió en los últimos meses, el chileno argumenta que «en el club hay muchos jugadores que se merecen nuestro soporte, futbolistas jóvenes que podrían ser interesantes dentro de un tiempo para fichar en México». No en vano, Álvaro López sigue negociando por el Irapuato y «estamos muy cerca de comprar otro equipo. Raúl Arias está trabajando en ello y en cuanto esté cerrado todo daremos una conferencia de prensa».

En lo que respecta a la relación con José María Tejero, Álvaro López indica que «nunca hemos firmado la paz. Tenemos diferencias y esas diferencias siguen ahí. Nosotros vamos a seguir con el contrato pactado, aunque con un presupuesto reducido. No vamos a poner ningún problema pero si no se nos permite trabajar seguiremos teniendo diferencias». López sigue sin comprender el por qué de la demanda que Tejero tiene en 'stand by' por incumplimiento de contrato. «Soy el que estoy pagando y esa demanda no tiene ninguna lógica. Yo pienso que no la va a presentar por que el sabe que no tiene sentido».

Compra descartada

Lo que queda descartado es la compra del club por parte de IQ Finanzas. «La realidad del Avilés es triste y compleja. Nosotros retiramos la oferta y aunque en algún momento se habló de que podíamos volver a conversar, el tratamiento de algunas peñas a trabajadores de nuestra empresa, que recibieron insultos, me parece algo grave. Este tipo de comportamientos desagradecidos te desmotivan».

De cara al próximo curso, lo institucional todavía está por definirse. «Todavía no sabemos si Dennis (Colmenares) se va a quedar aquí o se va a ir a México, pero de momento estos días ella continúa al mando. Dentro de unas dos semanas lo tendremos todo definido, aunque si Dennis no sigue Pedro (García) tomará, si lo desea, un rol más protagonista», explica.

Lo deportivo sí que está encauzado, con José Luis Tamargo como director deportivo y Blas García en el banquillo. «Estamos contentos con la labor de José Luis. Aunque algunas personas lo hayan criticado, nosotros sabemos el trabajo que realiza dentro del club y es muy importante. La temporada pasada todo fue diferente porque no había una cabeza visible ni había coherencia en las decisiones. Nadie respondía. Este año todo se hará de otra manera y el objetivo deportivo sigue siendo luchar por el ascenso. Habrá un equipo competitivo», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate