El Comercio
Real Avilés

Real Avilés

El Real Avilés se conjura para remontar

Paco Pareño, con un balón, entre Álex Arias y Manu Blanco en un entrenamiento de esta semana en Santo Domingo.
Paco Pareño, con un balón, entre Álex Arias y Manu Blanco en un entrenamiento de esta semana en Santo Domingo. / MARIETA
  • El equipo blanquiazul busca levantar en el Suárez Puerta el 2-1 de renta con el que llega el Cristo Atlético

  • Parreño duda entre Seger y Yago Vázquez en el lateral derecho y medita situar en la portería al mallorquín Esteve Peña

Todo está preparado para la remontada. El Suárez Puerta registrará la mejor entrada de la temporada, la plantilla lleva toda la semana entrenando a muy buen ritmo y con buenas sensaciones, y tanto cuerpo técnico como directiva son optimistas de cara a que el Real Avilés consiga remontarle esta tarde (18 horas) al Cristo Atlético el 2-1 obtenido por los palentinos el pasado domingo en La Balastera.

No será sencillo, porque el conjunto morado mostró muy buenas maneras en la ida y maneja números de gran visitante, pero desde el conjunto blanquiazul no quieren que se repita la decepción del año pasado ante el Lagun Onak, un equipo parecido al Cristo Atlético a nivel de presupuesto y plantilla, aunque con un perfil de jugadores más ofensivo.

En juego está clasificarse para la segunda ronda del 'play off' de ascenso a Segunda B y Paco Parreño, entrenador del Real Avilés, debe hacer frente esta tarde a las bajas de Pablo Suárez y Marcos Torres, dos habituales titulares y que ocupan además todo el flanco derecho del equipo. Para el lateral derecho, el técnico cordobés duda entre dos nombres después de toda una semana de pruebas. Superaron el 'cásting' Alex Seger, ya recuperado de su tendinitis rotuliana, y Yago Vázquez, que a lo largo de su carrera ha jugado alguna vez también en esa posición. Ahora mismo tiene más opciones el sueco, pero no hay nada decidido.

En lo que respecta al extremo, tras la probatura de Nacho Méndez para frenar a Levas en la ida, la necesidad de remontar hará a Parreño apostar por un extremo puro como Matías, situando a Álex García en la izquierda para aprovechar su capacidad de disparo y gol. Además, la novedad que podría estar preparando el entrenador del Real Avilés sería darle el testigo en la portería a Esteve Peña, por su manejo del balón con los pies. No es una opción segura, pero está dentro de los planes tanto del cordobés como de su ayudante Blas García. Atrás, por el sancionado Alberto Delgado entrará Diego Nuño, que «se ha ganado la titularidad a pulso por su gran trabajo», dice el técnico.

En cuanto a la convocatoria, Parreño ha citado a todos los disponibles y decidirá a los dieciséis que se vistan instantes antes de comenzar el calentamiento. El entrenador insiste en que «tenemos que enganchar a la gente desde el primer minuto, jugar en campo rival y generar muchas ocasiones, pero teniendo claro que no podemos encajar. Si nos hacen un gol todo será más difícil».

Ese objetivo, el de marcar, es que tiene entre ceja y ceja el Cristo Atlético. En ese sentido, su técnico, Lolo Infante, tiene claro que «encajar vamos a encajar seguro, pero somos un equipo atrevido, no sabemos jugar a defender y estamos seguros de que nosotros también podemos hacer gol». Infante tiene, como en la ida, la única baja de Luis Cuenca, y con casi total probabilidad va a repetir el equipo inicial que tan bien lo hizo en La Balastera hace una semana tras el 0-1 blanquiazul.

Sin nada que perder, el Cristo Atlético viaja hoy en el día a Avilés para intentar dar la misma campanada que en su día dieron en el Suárez Puerta Coria y Lagun Onak. Un hecho que intentará evitar el Real Avilés, cuyo entorno está más tranquilo que en los últimos meses y tiene posiblemente mejor plantilla, al menos más equilibrada, que en los últimos dos intentos de ascenso a Segunda B.

La afición blanquiazul está necesitada de alegrías, toda vez que el último ascenso sobre el terreno de juego data de la temporada 2001-2002 con Xiel en el banquillo, dentro de una fase de grupos en la que como técnico del Palencia actuaba el propio Lolo Infante. Casualidades del destino. A pesar de las continuas desilusiones, la parroquia blanquiazul estará un 'play off' más al lado de su equipo, y no sería extraño que la cifra de espectadores rondase los 2.500 que apoyaron al Real Avilés hace un año ante el Lagun Onak, en un partido de infausto recuerdo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate