El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

Real Avilés | Parreño probará hoy con Álex Seger para jugar como lateral derecho

Álex Seger, a la derecha de azul con una 'pica' en la mano, se postula para ser el sustituto de Pablo Suárez como lateral.
Álex Seger, a la derecha de azul con una 'pica' en la mano, se postula para ser el sustituto de Pablo Suárez como lateral. / MARIETA
  • Tras superar su lesión, el jugador de origen sueco se postula como relevo de Pablo Suárez para un puesto en el que ya ha jugado en otros equipos

Tras probar lo largo de la semana distintas alternativas para elegir el sustituto de Pablo Suárez en el lateral derecho, sin que ninguna de ellas le haya convencido, a Paco Parreño se le ha puesto a tiro una solución que puede ser la definitiva. Álex Seger, que lleva un par de entrenamientos con el grupo tras superar unas molestias en el tendón rotuliano, se postula para jugar en un puesto que no le será extraño ya que en otros equipos actuó en el San Pedro de Málaga, del que llegó al Avilés el pasado verano. El técnico andaluz habló con el futbolista hispano-sueco sobre su condición física tras unas semanas sin entrenarse con sus compañeros. Aunque le falta ritmo de competición, las molestias están superadas y tras su respuesta afirmativa, Seger probará en el entrenamiento de esta mañana, con todas las posibilidades de hacerse con el puesto.

A Parreño y a Blas García ninguna de las opciones manejadas en los ensayos de esta semana les convenció, ni la de Manu Blanco por ser zurdo, y tampoco las de los centrales Bidari y Yago Vázquez. La de Matías también se ha descartado porque es muy ofensivo y el equipo no puede conceder nada defensivamente, al margen de que se le quiere en posiciones de ataque.

Así las cosas, ha surgido la baza de un Álex Seger que en el mercado de invierno se postuló ante Pablo Lago como posible recambio del titular en caso de necesidad. El técnico vegadense, sin embargo, eligió a Marcos Torres en las dos ausencias de Pablo Suárez en el once, frente al Llanera en el Suárez Puerta y en Lugones.

Ahora se le presenta la oportunidad de entrar en el equipo titular en el partido más importante de la temporada: «Físicamente estoy bien, el jueves entrené fuerte y aunque al final tuve algunas molestias, fueron leves. Si cuenta conmigo estoy a su disposición». Reconoce que «es una gran oportunidad, no he jugado mucho y espero aprovecharla».

Paco Parreño reconoce que la baja de Pablo Suárez «es un fastidio por tratarse del puesto que no tiene un recambio específico, y Marcos Torres, que ya ha jugado varias veces ahí sobre todo la pasada temporada, no está para reaparecer. Si fuese el último partido de la temporada podríamos arriesgar, pero nos quedan otros cuatro porque el Avilés va a estar en la tercera eliminatoria. Estoy convencido de que mañana vamos a clasificarnos».

Tiene sus planes decididos, pero se los guarda y para no dar muchas pistas, todos los disponibles serán convocados. La única duda es el lateral derecho a la espera de la respuesta de Seger en el ensayo de esta mañana: «Creo que puede ser la mejor solución, el chico es muy serio y estas semanas se ha entrenado en el gimnasio muy fuerte. Ya ha jugado en esa posición y creo que tiene muy buenas condiciones para ser un buen lateral derecho».

Para completar el once y contando con que Diego Nuño formará en el eje de la defensa al lado de Pantiga, respecto al once de Palencia puede producirse la entrada de Álex García en el vértice izquierdo formando en la línea de tres con Matías y Álex Arias. Nacho Méndez sería el sacrificado sobre el equipo de La Balastera.

Sin prisa, ni pausa

Parreño es optimista dentro de la precaución que aconseja la eliminatoria y ha insistido a sus jugadores en la manera de afrontar el partido tras el resultado de la ida: «Hay que ser muy serios e intensos en el campo, no conceder en defensa porque ellos son muy peligrosos a la contra, y saber que vamos a tener ocasiones para marcar. Tenemos que jugar sin prisa, pero sin pausa, saber que si hacemos bien las cosas vamos a remontar la eliminatoria. El partido dura 90 minutos y tenemos que saber gestionarlo».

Con muchas tablas en el fútbol, Parreño sabe que la afición estará al lado del equipo, pero «depende de nosotros enardecerla con una buena actitud. No podemos decepcionar a nuestra gente y estoy seguro que no lo haremos».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate