El Comercio
Real Avilés
Guillermo es consolado tras la eliminación del pasado año en los penaltis con el Lagun Onak.
Guillermo es consolado tras la eliminación del pasado año en los penaltis con el Lagun Onak. / MARIETA

REAL AVILÉS

Real Avilés | Una experiencia irrepetible

  • «Daría por bueno sufrir otra vez siempre que el equipo se clasifique, pero estoy seguro de que vamos a resolver antes el partido y la eliminatoria»

  • Guillermo recuerda la tanda de 24 penaltis que tumbó al Avilés ante el Lagun Onak

El Real Avilés se vuelve a ver obligado, como la pasada campaña, a remontar en casa un mal resultado a domicilio para prolongar su presencia en el 'play off' de ascenso y evitar la eliminación a las primeras de cambio como sucedió hace un año. El portero Guillermo, uno de los que estaba entonces, ve al equipo «enrabietado por el partido de Palencia. Lo tuvimos encarrilado y se estropeó con la derrota, pero el resultado es mejor que el del año pasado con el Lagun Onak, porque perdimos por la mínima pero sin marcar allí. Esta vez se hizo un gol que puede ser importante si lo hacemos valer en casa».

El recuerdo de esa eliminatoria con el equipo de Azpeitia aún está fresco en la memoria blanquiazul, por la dramática e inédita ronda de 24 penaltis: «Espero que no se llegue a otra tanda, aunque si debemos sufrirla y nos clasificamos, bienvenida será». Un año después aún escuece lo sucedido en el Suárez Puerta: «Fue muy duro para todos porque no es normal que se lleguen a tirar 24 penaltis y que entre los dos equipos se fallaran siete seguidos. Eso no se va a repetir porque el equipo resolverá antes la eliminatoria».

Del pasado más reciente, el de la derrota en Palencia, Guillermo tiene la misma opinión que sus compañeros: «Fue una pena perder porque tuvimos unos veinte minutos al principio muy buenos, el equipo se puso por delante en el marcador y los teníamos ahí. Luego ellos empezaron a ganarnos las segundas jugadas, nosotros estuvimos un poco imprecisos». Y lamenta que «sin hacernos tampoco mucho peligro, en una jugada aislada llegó la falta con el gol del empate antes del descanso. Después en el segundo tiempo tampoco pudimos imponernos, los dos equipos estábamos muy cansados y apenas hubo ocasiones. Nos marcaron en un desajuste en el que tuvieron la fortuna de marcar».

Todos los futbolistas se refieren al error de dar un paso atrás tras el gol de Palazuelos, algo que no es la primera vez. Guillermo asegura que no es cuestión de conformismo: «No creo que se diera ese paso atrás, pero hay momentos de los partidos en los que te descolocas en el campo y necesitas reordenarte en pleno partido porque si no lo haces acabas corriendo como un pollo sin cabeza, lo haces todo mal». El portero cree que se echó de menos una voz cantante en el Avilés: «Quizás faltó una persona, alguien que mandara tres balones fuera del campo para ordenarnos bien. Era la forma de poder contrarrestar sus ganas, meterles algún susto para que ellos tuviesen miedo a salir, pero no lo hicimos, ellos se vieron tranquilos porque su portería no corre peligro y se van envalentonando».

Los goles de Palencia

El veterano portero no siente que sea el principal responsable del gol de falta que dio el empate al Cristo Atlético: «La barrera estaba bien situada, pero ellos empezaron a meter delanteros. Es una jugada difícil de defender porque si quitas gente algún jugador puede quedarse solo por dentro. Es cierto que hoy un paso a la izquierda, pero fue para estar bien colocado en el centro de la portería. El balón fue muy ajustado y muy fuerte, le pegó muy bien, pienso que fue más mérito suyo que error nuestro».

En el segundo tanto, Guillermo ayuda a aclarar el motivo de un tiro perfecto de Javi Bueno al que no llegó en su estirada el meta ovetense: «Que no piense la gente que iba tan ajustado a la escuadra, el balón tocó en Pantiga y cogió altura, de lo contrario creo que habría llegado bien a mis manos, pero rozó lo justo y ya no pude llegar».

Ahora toca remontar la eliminatoria, marcando gol sin encajar, casi como el pasado año: «Hay equipo de sobra para remontar, tenemos bastantes opciones. Vamos a jugar en nuestro campo, con nuestra gente encima y aunque no va a ser fácil, vamos a ir minuto a minuto con el único pensamiento de clasificarnos como sea».

Guillermo llegó en el mercado de invierno aparcando su retirada y en la jornada 27 debutó ante el Siero, para no volver a salir del equipo titular. En seis de sus trece partidos dejó la portería a cero y esa es la premisa, aunque en los cuatro últimos envites ha encajado: «Siempre pasa algo, como sucedió el año anterior en una racha en la que de una forma o de otra te la cuelan. Esa racha nos llega en mal momento, y hay que revertirla. En cuanto lo hagamos una vez lo mismo no encajamos más en todo el 'play off'».

«Todos a una»

La afición avilesina se llevó un buen chasco por la derrota en La Balastera y Guillermo espera que pese a esa desilusión, jugadores y aficionados vayan de la mano: «Después de dos años duros, más en otros niveles que en lo deportivo, solo puedo decirles a nuestros incondicionales que estamos en el momento clave de la temporada y tenemos que ir todos a una para poder darlo todo y conseguir el objetivo, que ahora mismo es darle la vuelta a esta primera eliminatoria».

Pese al 2-1 y la mala imagen del equipo, Guillermo tiene confianza: «Lo veo factible, más que el pasado año con el 1-0 y en ese partido la gente solo recuerda los penaltis, pero en la primera parte se le anuló un gol legal a Otero que nos ponía con 2-0. Estoy convencido de que el domingo las cosas nos van a salir bien y que va a ser diferente».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate