El Comercio
Real Avilés

real avilés

«Soy optimista y creo que vamos a pasar la eliminatoria», dice Parreño

Paco Parreño da indicaciones a sus jugadores durante el partido.
Paco Parreño da indicaciones a sus jugadores durante el partido. / BRÁGIMO
  • El técnico del Real Avilés lamenta que «el 1-1 antes del descanso dio alas al Cristo y nosotros lo acusamos demasiado»

El entrenador del Real Avilés, Paco Parreño, se mostró razonablemente optimista tras la derrota de ayer frente al Cristo Atlético en la ida de la primera ronda del 'play off' de ascenso a Segunda División B. El preparador blanquiazul asegura que «el 2-1 no es un buen resultado pero sí da lugar a la esperanza, y creo que estamos capacitados para ganar 1-0 y pasar la eliminatoria. Yo soy optimista y creo que lo vamos a conseguir, con todos los respetos a un gran equipo como es el Cristo Atlético».

Parreño cree que «el 1-1 le dio la vuelta al partido. Si nosotros hubiéramos llegado 0-1 al descanso hubiésemos jugado de otra forma. El 1-1 les dio alas, sabíamos que tenían un lateral que ejecutaba muy bien las faltas y así ha sido. Con el empate el equipo se ha venido abajo porque lo han empujado y aunque en la segunda parte metimos todo lo que teníamos arriba, el bagaje ofensivo ha sido pobre», lamenta. En ese sentido, «no hemos sabido rematar las jugadas ni finalizarlas bien».

El entrenador cordobés descarta que el problema de su equipo haya sido físico en la segunda parte. «El estado anímico va de la mano con el juego. Tuvimos un exceso de euforia con el 0-1 y yo sabía que quedaba mucho partido. El problema fue que el ánimo de los jugadores decayó, no un asunto físico». Parreño se llevó una grata impresión del Cristo Atlético. «Yo ya sabía que eran muy buenos, pero cuando con el 0-1 se resintieron, no tuvimos la experiencia suficiente para manejar ese tipo de cosas. La primera vez que nos tiraron entre los tres palos nos empataron, pese a tener el partido controlado, y a partir de ahí, inconscientemente, nos vinimos abajo».

«Hemos sido superiores»

Lolo Infante, entrenador del Cristo Atlético, finalizó el encuentro muy contento con el trabajo de sus jugadores y también con el resultado, pese al tanto encajado en casa. «Los goles siempre tienen una incidencia en el partido y el 0-1 nos ha espabilado. Salimos muy temerosos ante un equipo de mucha calidad, que nos presionó bien y movió el balón con velocidad, pero a partir del gol no nos generaron ninguna ocasión clara más. No recuerdo ninguna intervención de Guillermo», explicaba.

No recibir más ocasiones «nos ha venido bien, porque nos ha liberado un poco y nos permitió tomar más riesgos a la hora de salir de su presión. A partir de ahí hemos sido claros dominadores del partido y hemos generado cuatro o cinco ocasiones claras en un partido como este. Hemos marcado sólo dos de ellas, pero no me hubiese importado que el partido durara quince o veinte minutos más. Hoy el Cristo ha sido digno vencedor y creo que si alguien podía marcar al final éramos nosotros».

Infante cree que la media de su equipo inicial hoy, «22 o 23 años», penalizó en el inicio por los nervios, pero fue positivo en la segunda parte, «pues estábamos mejor físicamente, acabamos mejor el partido». En cuanto al resultado, «evidentemente el gol fuera es positivo para ellos, pero prefiero un 2-1 que un 0-0. Ahora ellos nos tienen que ganar y nosotros siempre solemos marcar gol fuera de casa», concluye.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate