El Comercio
Real Avilés

El Avilés se difumina en La Balastera

El lateral Levas, autor del tanto del empate, remata con la zurda ante Dudi con Áles Arias a su espalda.
El lateral Levas, autor del tanto del empate, remata con la zurda ante Dudi con Áles Arias a su espalda. / BRAGIMO
  • Tras adelantarse en un gran inicio de partido fue superado por un Cristo Atlético superior en todo

  • Levas, en un libre directo antes del descanso, y Javi Bueno en la reanudación, remontan el gol marcado por Palazuelos a los nueve minutos de partido

El Real Avilés comenzó con mal pie las eliminatorias de ascenso al perder (2-1) en el partido de ida de la primera ronda ante el Cristo Atlético, mejor que un decepcionante equipo avilesino al que supo remontar el gol inicial marcado por Palazuelos a los nueve minutos. Un tanto de falta del lateral Levas cerca del descanso y un gran derechazo de Javi Bueno en la reanudación, dejan la resolución del duelo astur-palentino para el próximo domingo en el Suárez Puerta (18 horas).

El Cristo afrontará el choque de vuelta con ventaja, pero el gol marcado a domicilio es la esperanza de un Avilés que ayer solo fue un buen equipo durante veinte minutos, para convertirse en vulgaridad, cierta apatía y, al final, un cansancio extremo en una tarde de bochorno en tierras palentinas. Un remate a puerta, el del gol, y dos desviados en el tramo final del partido, es el pobre balance del conjunto blanquiazul, ayer vestido de negro.

Pocos podían esperar el desenlace final del partido, que pudo ser aún peor para el Avilés, al que se le hizo muy largo un partido que inició causando impresión. «Nos meten tres si esto sigue así», decía un seguidor local cuando Palazuelos se elevaba para cabecear el 0-1 culminando una jugada de Matías, que en una baldosa se había ido de Charly y Burgos para poner un centro a media altura que el cántabro no desaprovechó.

Parreño y Blas habían diseñado un once en el que la única sorpresa fue la ubicación de Nacho Méndez en el costado derecho de la línea de tres del 4-2-3-1 dispuesto por el técnico. Dudi y Palazuelos se hicieron dueños de la zona ancha conectando bien con Álex Arias, con lo que el Avilés lograba parar la salida de partido del Cristo, y dominar las operaciones en un cuarto de hora largo casi perfecto. Solo faltó ese instinto para abrir la herida de un rival que tras encajar el golpe comenzó a dar señales. Lolo Infante ordenó presionar más arriba y ese paso adelante echó atrás al Avilés, que empezó a tener problemas. Primero menores, con algunas cesiones apuradas a Guillermo, y después mayores, con una llegada a los 24 minutos de Camilo por el flanco izquierdo de la cobertura avilesina. Guillermo, bien situado, cerró el primer palo rechazando el remate.

El juego había cambiado de campo y se desarrollaba en el avilesino, lo que acabaría trayendo consecuencias. Una pérdida en la salida de balón a la altura de la medular avilesina a los 36 minutos permitió a Javi Bueno poner un balón a la espalda de Alberto Delgado, que justo en la raya del área derribó a Camilo. Los locales pedían penalti y amarilla, o falta y roja, pero el colegiado marcó libre directo dejando el lance en amarilla.

La consecuencia del lance no se quedó en el susto y la amonestación porque el lateral Levas clavó el cuero en la red de un Guillermo que dio un paso a la izquierda para ser batido por su palo, con una barrera en la que quizás hubiese venido bien un hombre más. El daño al descanso pudo ser mayor si Guillermo no logra rechazar un remate desde la frontal del central Marcos casi sobre el pitido del colegiado.

Lejos de mejorar, el Avilés fue a peor y en los primeros minutos de la reanudación el Cristo llegó en dos ocasiones con claridad, primero en un remate de Javi Bueno alto tras cesión de Aitor, que en la siguiente no acertó a resolver un buen servicio de Blanco. Para enredar más las cosas, Pablo Suárez se lesionó en la planta del pie izquierdo a los 57 minutos, dando paso a Keko para que Manu Blanco ejerciese de lateral en el lado contrario en una defensa con tres zurdos...

El panorama se acabó de ensombrecer a los 62 minutos con el segundo tanto del Cristo, firmado por Javi Bueno en un preciso remate con la diestra desde la frontal que perforó la portería de Guillermo por la escuadra. El equipo palentino culminaba la remontada ante un Avilés impotente y al que Javi Bueno se la pudo volver a jugar en dos acciones consecutivas en el minuto 73. Parreño ya había agotado por cambios con Luismi y Álex García, pero nada cambió. El Avilés reaparecía con un cabezazo alto de Palazuelos, en el segundo remate de todo el partido, y en el 90 Keko se animó con un zurdazo lejano que rozó el larguero, aunque Abajo y Alan habían tenido antes dos buenas opciones de elevar la cuenta.

Ya en el tiempo añadido la factura se encareció para un Avilés asfixiado con la expulsión de Alberto Delgado.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate