El Comercio
Real Avilés

Punto y seguido para el Real Avilés

Parreño observa la jugada de Matías, que trata de poner el centro ante la oposición de Álex Arias en la sesión de ayer.
Parreño observa la jugada de Matías, que trata de poner el centro ante la oposición de Álex Arias en la sesión de ayer. / MARIETA
  • A la espera de rival en el 'playoff' de ascenso recibe al Colunga con la obligación de ganar

  • La posibilidad de lograr la segunda plaza y elevar el ánimo de los aficionados con un buen partido son las razones para esperar una victoria blanquiazul

La temporada para el Real Avilés tiene un punto y seguido con la última jornada de la liga regular, que dará paso a las eliminatorias de ascenso. El equipo blanquiazul recibe la visita del Colunga (17 horas, Suárez Puerta) en un partido más importante de lo que parece a primera vista. En juego está la posibilidad de conseguir la segunda plaza, un premio menor que deja el factor campo a favor en las eliminatorias y el billete para la Copa del Rey. Pero también está el factor ambiental, el ánimo de una afición que ha perdido la ilusión y a la que conviene recuperar.

El bochornoso partido frente al Condal en el debut de Paco Parreño y la posterior reacción de los aficionados repartiendo a los dirigentes, los que están y los que están en la sombra, han dejado bajo mínimos la moral en el entorno. Un buen partido ante el Colunga y su correspondiente victoria, imprescindible para no caer a la cuarta posición, sería un antídoto provisional a la espera de lo que venga en las eliminatorias de ascenso.

Ganar es la mejor receta cuanto un equipo está en crisis. El Avilés se impuso hace siete días al Urraca en un partido complicado y esa victoria, remontar un gol adverso cuando los blanquiazules podían irse a la lona, han elevado el optimismo del cuerpo técnico y de los futbolistas. Así lo afirma Paco Parreño, encantado con la intensidad que ve en las sesiones: «La gente está muy metida, con ganas de conseguir los objetivos. El inmediato es ganar al Colunga porque los puntos son importantes a efectos clasificatorios, y de paso recuperar la imagen ante nuestra afición, a la que tenemos que enganchar nosotros con un buen partido. Y eso es lo que espero ver».

El técnico andaluz y su ayudante Blas García han tenido que trabajar en el estado anímico de la plantilla, al margen de dar algún retoque sobre la etapa anterior de Pablo Lago. Tampoco son muchos, porque ni hay tiempo ni se puede entrar a una revolución. Eso es lo que maneja Parreño y con esa mano trata de que el equipo llegue a las eliminatorias de ascenso en el mejor momento posible, con las ideas claras, y con un once base que ya tiene en su cabeza.

Será muy parecido al de esta tarde, en el que no estará uno de los titulares, Alberto Delgado, al que se reserva por una contractura muscular. Su puesto será para el avilesino Manu Blanco, mientras en el eje de la defensa Pantiga se ha ganado la confianza del entrenador cordobés, que apostará por el capitán y por Bidari García. Con el doble pivote decantado a favor de Dudi y Palazuelos, Álex Arias, recuperado de sus molestias, jugará por detrás del delantero, hoy Jorge Rodríguez. Matías, Luismi y Marcos Torres se juegan los dos puestos en las bandas.

El once más probable será el formado por Guillermo; Pablo Suárez, Pantiga, Bidari, Manu Blanco; Dudi, Palazuelos; Matías, Álex Arias, Luismi o Marcos Torres; y Jorge Rodríguez. Además de la baja de Alberto Delgado, se quedan fuera de la convocatoria Diego Nuño, por unas molestias, y el sancionado Álex García. Dudi, con cuatro amonestaciones, tendrá que vigilar sus acciones porque una tarjeta amarilla le costaría perderse el partido de ida de la primera eliminatoria de ascenso.

El Colunga que hoy visita el Suárez Puerta cierra una discreta temporada tras rozar el 'play off' en su estreno en Tercera División. La base del equipo es la misma, pero no ha tenido regularidad para estar más cerca de los mejores, lo que no evita reconocer que en sus filas tiene jugadores de calidad como el avilesino Abraham o el gijonés Naya.

El recuerdo de la primera vuelta es muy amargo para el Avilés, que se dejó empatar en Santianes casi fuera de tiempo y con dos jugadores más en el campo. Al frente del Colunga llega José Luis Rodríguez, que trae un recuerdo más agradable con su etapa al frente del Avilés desde Golplus. En un momento como el actual de guerra civil entre propiedad y gestión, se echa de menos el ambiente de entonces.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate