El Comercio
Real Avilés

Real Avilés

El Real Avilés acaba segundo tras ganar al Colunga

  • Discreto partido del equipo blanquiazul, que tuvo doble premio

El Real Avilés logró en la última jornada el premio de consolación tras perder el campeonato y afrontará las eliminatorias de acenso a Segunda B como segundo clasificado, tras ganar al Colunga (4-1) en un partido discreto y recibir buenas noticias de Mareo donde el Sporting B remontó al Tuilla (3-1) permitiendo a los blanquiazules sobrepasar al equipo arlequinado, que baja a la cuarta plaza superado por el Langreo. El Avillés tiene premio añadido ya que disputará la Copa del Rey reservada a los campeones de grupo de Tercera, competición en la que no participan los filiales, en este caso el Sporting B.

Los cuatro equipos asturianos quedan pendientes de conocer mañana lunes el nombre de su rival en la eliminatoria. El Avilés, como segundo clasificado, se medirá a un cuarto, con el partido de ida fuera y el de vuelta en casa.

Tendrá que mejorar el equipo de Parreño y Blas para el momento definitivo de la temporada sobre lo visto ayer ante el Colunga. El Avilés no pasó del aprobado raspado en su juego, permitió a su rival adelantarse en el marcador y estar en el partido desde el minuto 25 cuando se quedó en inferioridad por la expulsión de Busta. Solo cuando el Colunga sufrió una segunda expulsión en el minuto 83, los locales sentenciaron la victoria.

El Colunga se adelantaba a los 14 minutos en un gran gol de Naya, de vaselina, tras error previo de Bidari en un despeje. El Avilés se mostraba impreciso, pero fruto de su dominio llegó el empate en el 26 tras un penalti de Busta que supuso su expulsión al evitar un gol de Nacho Méndez ejerciendo de portero. Jorge Rodríguez anotó la pena máxima y nueve minutos más tarde, en el 39, ponía el 2-1 al cabecear un centro de Álex Arias.

Tras el descanso el Avilés perdió la intensidad y el Colunga no pasó por situaciones de agobio, llegando incluso a crear peligro como una jugada que Dani Girol desaprovechó con un mal remate a los 77 minutos. El Avilés dominaba pero sin precisión y solo vio la luz cuando Jorge vio la segunda tarjeta amarilla dejando al Colunga con nueve jugadores. Planeó el fantasma del empate como había sucedido en la primera vuelta, pero Matías zanjó el asunto, quitando las telarañas de la escuadra derecha del portería de Carrio con un remate de zurda a los 85 minutos. El propio Matías sirvió en el 89 el 4-1 al joven Sergio Ríos cuando el partido estaba roto.

La confirmación del triunfo del Sporting B sirvió para completar la jornada en un Suárez Puerta que vivió un buen ambiente tras los incidentes del anterior partido en casa. Ahora, a esperar rival en el 'play off' de ascenso a Segunda B.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate