El Comercio
Real Avilés

REAL AVILÉS

Real Avilés | «Es un partido importante y además estamos en deuda con la afición»

Paco Parreño y Blas en el partido ante el Condal, con gesto de preocupación.
Paco Parreño y Blas en el partido ante el Condal, con gesto de preocupación. / MARIETA
  • Paco Parreño se muestra convencido de la mejoría de un Avilés que no se puede relajar en la visita del Colunga en el último compromiso liguero

El nuevo entrenador del Real Avilés se muestra convencido de que la dinámica del equipo al que dirige junto a Blas García desde hace tres semanas ha cambiado para bien justo cuando la fase de ascenso llama a la puerta. Paco Parreño destacaba ayer que «el estado de ánimo es el mejor, la gente está muy metida y solo hay que ver los entrenamientos, la intensidad que se pone en todo lo que hacemos».

El primero que ha elevado el espíritu es el propio técnico cordobés, empitonado en su debut por «un partido que me duele todavía y quiero borrar de mi pensamiento. El equipo supo dar una respuesta y en Posada de Llanes de vieron pinceladas de lo que queremos, y sobre todo ganas de levantar un partido que se nos puso cuesta arriba». Con el tiempo justo para introducir algún matiz a lo que se venía haciendo, «en dos semanas es difícil darle personalidad al equipo, pero poco a poco el grupo está más junto y empiezo a estar satisfecho en muchos aspectos».

En otra situación, el partido de mañana ante el Colunga (Suárez Puerta, 17 horas) sería un trámite y una ocasión para rotar, pero la posibilidad de ser segundo o el mismo peligro de acabar cuarto, no permiten que el Avilés se relaje: «Sería triste que por nuestra culpa no acabemos segundos. Solo pensamos en la victoria y si el Tuilla falla, mejor porque después de perder el campeonato quedar segundo tiene un valor añadido, y para el club está el premio de participar en la Copa del Rey la próxima temporada».

Tampoco se olvida Parreño de los aspectos anímicos, los propios y los externos: «Las aguas en el fútbol se calman solo con victorias y a nuestros aficionados les debemos una del partido con el Condal. Queremos ganar para darles una pequeña alegría y transmitirles que al Avilés le quedarán a partir del domingo seis partidos», convencido de que su equipo estará en la tercera eliminatoria.

De esta forma, «no haremos ningún experimento, tenemos muy poco tiempo y tras un primer partido en el que todo fue precipitado, ahora tenemos más datos para apostar por un once base, en el que las variaciones serán puntuales». El Avilés que se verá en la primera eliminatoria del 'play off' de ascenso será muy parecido al que se vio frente al Urraca o el que saldrá mañana en la despedida ante el Colunga. El sistema de juego por el que han apostado Parreño y Blas pasa por el 4-2-3-1 en el que muchas piezas están encajadas.

ladillo

Portería y defensa parecen perfiladas. Guillermo ha cogido la forma y mantendrá el rol de titular por delante de Esteve y Lucas, que además de ser jóvenes, llevan muchas semanas sin jugar por lo que no tienen posibilidades de desbancar a su veterano compañero. En la zaga, Pantiga ha recuperado los galones de titular tras un bajón en el rendimiento de Yago Vázquez. El gallego no está en su mejor forma y el capitán voltea una situación que le parecía condenar al ostracismo en el momento definitivo de la temporada. Bidari, que el domingo pasado mejoró al equipo con su entrada en el descanso, parte con ventaja para formar dupla de centrales con Pantiga por su buen juego aéreo y buena salida de balón. En los laterales parece que haya dudas sobre la titularidad de Pablo Lago y Alberto Delgado.

En la zona ancha Parreño y Blas se han decantado por Dudi como la pareja de Palazuelos, el doble pivote por el que ya apostó Pablo Lago. El cántabro ha reconocido que está más libre con el ovetense a su lado para llegar al área y que se entiende de maravilla con un un jugador al que las lesiones le han castigado más de la cuenta. Con cuatro tarjetas amarillas, Dudi se expone a ser baja en el partido de ida de la primera eliminatoria en el caso de ser amonestado. Un riesgo que Parreño asume: «Es un partido muy importante y lo tenemos que ganar. Debe ser inteligente para no ver una tarjeta y si podemos resolver pronto la visita del Condal, lo reservaremos».

En las cuatro posiciones de ataque solo Álex Arias tiene el puesto seguro, bien de enganche o escorado a la izquierda. Marcos Torres, Matías y Luismi son los que se ocupan de las bandas, y la duda del delantero entre Jorge Rodríguez y Álex García aún no está resuelta.

ladillo

Son, con los matices que se quieran poner, las mismas incógnitas con las que se movía el anterior cuerpo técnico a la hora de disponer sus alineaciones. La de mañana está condicionada por las dudas de Alberto Delgado y Álex Arias, que arrastran molestias musculares. Los dos han sido reservados en las sesiones de la semana y será hoy sábado cuando se prueben para conocer si estarán disponibles: «Si hay la más mínima duda no jugarán», dice Parreño, que no desea correr ningún riesgo. Si finalmente se quedan fuera, Manu Blanco será el lateral zurdo ante el Colunga y Nacho Méndez el enganche. El único cambio seguro a día de hoy es el del nueve, con Jorge Rodríguez en lugar del sancionado Álex García.

La plantilla realizará esta mañana la última sesión de entrenamiento en el Suárez Puerta, aunque el trabajo dependerá del estado del terreno de juego por la lluvia de estos últimos días. Para la despedida liguera de mañana Parreño no dará lista de 16 convocados y todos los disponibles estarán a las 15.30 en el estadio para conocer las decisiones del técnico.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate