El Comercio
Real Avilés
El centrocampista del Llanes Pascual lucha por la posesión.
El centrocampista del Llanes Pascual lucha por la posesión. / J. M. PARDO

El Tuilla no duda en El Candín y se agarra a la segunda plaza

  • Los arlequinados derrotaron a un combativo Llanes para responder a las victorias del Langreo y el Avilés

El Tuilla se afianza en la segunda plaza gracias a su idilio con El Candín, donde ayer logró un nuevo triunfo (2-1) para responder a las victorias del Langreo y del Avilés y mantenerse en la segunda plaza. Los arlequinados mostraron de nuevo su empuje en su feudo, si bien el Llanes se mostró combativo y no lo puso fácil para que los locales lograsen los tres puntos.

En su primera llegada a portería, el conjunto dirigido por Chuchi Collado abrió el marcador. Chema batió al exguardameta del Tuilla José Peláez al recoger un balón sin dueño dentro del área y empujarlo al fondo de la red.

Al filo del cuarto de hora de juego, trató de rehacerse el conjunto llanisco gracias a una buena jugada de Cristian que él mismo finalizó con un gran disparo, pero su remate se encontró con una mejor respuesta de Javi Torres, que suplía ayer a Gabri. El choque se regía por una dinámica en la que se sucedían las llegadas y el Llanes rozó el empate en varias ocasiones, como en un peligroso disparo de Jorge, repelido con otra buena intervención de Javi Torres.

El ímpetu visitante se vio frenado en la recta final de la primera mitad, cuando Ponte recogió un balón muerto ante la indecisión de los zagueros llaniscos y consiguió doblar la ventaja 'dinamitera' para tranquilidad de la grada local, que afrontó el descanso con un sosegado 2-0 en el marcador.

Nada más iniciarse la segunda mitad fue el Tuilla quien dio el primer aviso por mediación de Piniella, que obligó a José Peláez a emplearse a fondo para evitar el tercer tanto. El paso de los minutos reactivó la producción ofensiva del Llanes, que volvió a dar trabajo a Javi Torres con un remate de Gael. En el minuto 70, los de Manolo Simón desperdiciaron una gran oportunidad de recortar diferencias en el marcador con una pena máxima que marró Cristian después de la mano de un defensor del Tuilla. El ariete ovetense envió su lanzamiento al travesaño y el peligro por el balón rebotado lo conjuró la zaga local. El gol de la honra llanisco llegó en el cuarto minuto del tiempo de prolongación de la segunda mitad. Diego disparó, el balón volvió a sus pies tras chocar en un compañero y lo aprovechó para poner el definitivo 2-1 en la última acción del choque.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate