El Comercio
Real Avilés

Intensa sesión en Miranda para reactivar a los jugadores

Los futbolistas trabajan al ritmo que marca Parreño.
Los futbolistas trabajan al ritmo que marca Parreño. / MARIETA
  • Parreño y Blas elevan el ritmo de trabajo del equipo de cara al tramo final de la temporada

Ni látigo, ni una mini-pretemporada, pero el nuevo entrenador del Real Avilés quiere reactivar a los futbolistas y solo hay que pasarse por el campo Santo Domingo para ver en acción a Paco Parreño y Blas García. Los dos técnicos dirigieron ayer una intensa sesión de entrenamiento, en la que no pararon de dar instrucciones y arengas en todos y cada uno de los trabajos, tanto los de carácter puramente físico como los de balón.

Con poco tiempo para calar entre los futbolistas, Parreño y Blas no tienen tiempo que perder y eso se nota en la exigencia de ritmo, de aplicación, que se pide para que el equipo asimile lo que quiere el nuevo entrenador. «Es lo normal cuando llegas a un equipo al final de la temporada. No hay tiempo que perder», dice Parreño, que en plena faena suelta que «lo del domingo está olvidado, vamos a ser positivos y la gente está demostrando que quiere revertir esta situación». Respecto a los entrenamientos, afirma que «es lo normal a estas alturas, la base del trabajo está hecha y ahora hay que buscar la explosividad, es lo que toca para llegar en las mejores condiciones a las eliminatorias de ascenso».

Parreño ya tiene su idea de lo que quiere para su segundo partido, ante un necesitadísimo Urraca, pero no hay planes que adelantar más allá de «entrenar fuerte y salir a ganar». El técnico cordobés podrá contar de nuevo con toda su plantilla porque Dudi participó ayer de la sesión con normalidad tras el golpe del lunes en una rodilla.

La cita para hoy jueves y la de mañana viernes serán de nuevo en Miranda y el sábado última sesión en el Suárez Puerta.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate