El Comercio
Real Avilés

Rubén Blaya no seguirá como técnico del equipo femenino

Rubén Blaya, Carlos Canal y Rogelio Lamar, el pasado verano en el inicio de su trabajo al frente del Femiastur.
Rubén Blaya, Carlos Canal y Rogelio Lamar, el pasado verano en el inicio de su trabajo al frente del Femiastur. / MARIETA
  • Sita Méndez, presidenta del Femiastur, se reunió ayer con el murciano para confirmar que habrá cambio en el banquillo

Más o menos se esperaba pero hasta ayer no se confirmó, justo en el momento en el que debía, de inmediato tras finalizar la temporada. Los destinos del Femiastur y de Rubén Blaya se separan con el acuerdo al que ayer llegaron la presidenta del club, Sita Méndez, y el entrenador murciano afincado en Gijón, que de mutuo acuerdo decidieron no renovar la vinculación que iniciaron el pasado verano.

El club avilesino ha conseguido en estas dos últimas temporadas la permanencia, la pasada con Larfe en el banquillo, y en esta reciente con un sufrimiento casi extremo, hasta la última jornada. El trabajo de Rubén Blaya se considera «positivo a pesar de que tardamos más de lo esperado para conseguir el objetivo», dijo Sita, quien incidió en la «buena relación que hemos tenido y el espíritu de la reunión. Ninguno cerramos las puertas y estamos agradecidos a Rubén porque el esfuerzo ha sido grande».

Con Blaya se van su ayudante, Rogelio Lamar, y el preparador físico Carlos Canal, que dejarán sitio a un nuevo cuerpo técnico que se decidirá cuanto toque: «De momento estamos a la espera de presentar el proyecto del club para la próxima temporada. Hay algunas novedades importantes», pero no las avanza y asegura que «aún no hemos pensado en el nuevo entrenador para la próxima temporada. Puede ser de aquí o de fuera, ya veremos». De las jugadoras, Sita subrayó que «estamos trabajando en ello, pero todavía es pronto».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate