El Comercio
Real Avilés

Parreño y Blas firman en blanco y hasta final de temporada por imposición de José María Tejero

Dani Castro y Jorge Tejada flanquean a José Luis Tamargo en la presentación de ayer.
Dani Castro y Jorge Tejada flanquean a José Luis Tamargo en la presentación de ayer. / LVA
  • El máximo accionista, en su calidad de presidente del Real Avilés, tiene la potestad y obligación de firmar los contratos, y poner condiciones

Paco Parreño y Blas García podrán sentarse hoy en el banquillo del Real Avilés a pesar de que Pablo Lago no ha firmado aún el finiquito por un desacuerdo económico. Para que los nuevos entrenadores puedan dirigir al equipo a pie de campo se les ha tramitado una ficha de carácter provisional, con un contrato en blanco y solo hasta final de temporada. Esta es la condición que ha tenido que asumir el grupo gestor, firmar en blanco y por el tiempo que dure su trabajo -final de temporada- según las directrices de José María Tejero, quien en su calidad de presidente mantiene el poder y obligación de firmar todos los contratos que realice Real Avilés Gestión Deportiva, empresa adquirida por IQ Finanzas para gestionar el club.

Estas condiciones se conocieron durante la presentación de los nuevos integrantes del cuerpo técnico del equipo blanquiazul, el preparador físico Jorge Tejada y el entrenador de porteros Dani Castro. El acto se realizó en la sala de prensa del Suárez Puerta tras el último entrenamiento, en el que ambos ya compartieron tarea con Paco Parreño y Blas García.

José Luis Tamargo dijo que «nos ponen más zancadillas», refiriéndose a la imposibilidad de hacer un plan de futuro con Parreño y Blas: «No me han dejado cerrar acuerdos más allá de finales de esta temporada. Es más, a petición del presidente, tanto Paco como Blas han firmado en blanco, algo que les honra». Reconoce que «José María Tejero es el presidente y tiene la potestad y obligación de firmar los contratos, aunque él dice que también tiene que dar el visto bueno. Para evitar más problemas se le preguntó si iba a poner problemas al cambio del entrenador. Real Avilés GD tiene la potestad de fichar o cesar al entrenador, pero hemos querido llamar al presidente por cortesía y porque el contrato firmado refleja que él tiene que firmar».

Se habló de nuevo del cese de Pablo Lago: «Es la decisión más dolorosa que he tomado hasta ahora. Ojalá no hubiese tenido que tomarla, pero ojalá también que no nos hubiésemos dejado puntos en Lugones, en Ceares, Tuilla. En el Avilés solo vale ser primeros, es el único objetivo que nos planteamos al principio de temporada. Y con la liga a punto de acabar tenemos muy difícil ser primeros». Para incidir en el objetivo del ejercicio, aclaró que «los jugadores que he firmado yo no tienen prima por disputar el 'play off' como la pasada temporada, solo por ser campeones y por ascender. Jugar las eliminatorias es obligatorio para el Real Avilés».

Sobre la forma de comunicar el cese a través del jefe de prensa, «es la forma en la que se hace. Yo no decido de forma dictatorial, hay una directiva que toma una decisión y una persona que se encarga de comunicarlo. Lo que yo pueda hablar con Pablo Lago son temas personales».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate